Jueves, 18 de Febrero de 2010

El día del 'Tomate Volador' y de la nueva reina del esquí Lindsey Vonn

EFE ·18/02/2010 - 05:31h

EFE - Lindsey Vonn brilló de nuevo en el descenso, en el que se impuso con 56 centésimas menos que su compatriota Julia Mancuso, que completó un doblete estadounidense en la primera prueba femenina del deporte rey de los Juegos invernales.

La sexta jornada de los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver 2010 tuvo dos protagonistas por encima del resto, ambos estadounidenses, el snowboarder Shaun White, que mantuvo su reinado en el 'halfpipe', y la esquiadora Lindsey Vonn, que se coronó en la prueba reina del alpino femenino, el descenso.

Shaun White, apodado en el circuito como el 'Tomate Volador', se colgó su segundo oro consecutivo en la prueba de 'halfpipe'. Se impuso en el medio tubo de Cypress Mountain con 48,4 puntos. Le acompañaron en el podio el finlandés Peetu Piiroinen (45,0) y el también estadounidense Scott Lago (42,8).

El 'Tomate Volador', que marcó distancias ya desde la clasificatoria, dio una nueva exhibición en la final, en la que se enfrentaban los doce mejores, Shaun White demostró su tremenda clase. En la primera de las dos mangas se situó ya claramente primero, y cuando salió en la segunda, en la que lo hacía en último lugar, ya se sabía campeón, ya que ninguno de sus adversarios fue capaz de acercarse a su nota.

Con el oro ya en el cuello, dedicó a los espectadores una última intervención espectacular, llena de ejercicios arriesgados con los que incluso mejoró la nota de la primera (46,8).

Y Lindsey Vonn brilló de nuevo en el descenso, en el que se impuso con 56 centésimas menos que su compatriota Julia Mancuso, que completó un doblete estadounidense en la primera prueba femenina del deporte rey de los Juegos invernales. La austríaca Elisabeth Goergl se hizo con el bronce, tercera a 1:46.

Vonn, que llegó a Vancouver 2010 con una lesión muscular en la espinilla de la pierna derecha que puso en duda incluso sus opciones de poder luchar por las medallas, cumplió al final con el papel de gran favorita y se impuso con claridad en la pista de Whistler.

En esquí de fondo se disputaron las dos pruebas de sprint, con los triunfos de la noruega Marti Bjoergen en la prueba femenina y del ruso Nikita Kriukov en la masculina.

Con su oro de hoy Marti Bjoergen dejó a su país, Noruega, a una sola medalla de oro del centenar en su historia en un los Juegos de invierno.

Noruega llegó a esta cita con 98 medallas de oro en Juegos de invierno, y Bjoergen logró hoy la primera en Vancouver y la 99 de la historia para su país.

La noruega se impuso en la final a la polaca Justyna Kowalczyk, líder de la Copa del Mundo y ganadora de la plata, y la eslovena Petra Majdic, que se hizo con el bronce.

En el sprint masculino Nikita Kriukov y su compatriota Alexander Panzhinskiy coparon las dos primeras plazas. Se jugaron el oro en un más que apretado sprint que requirió la foto de llegada para determinar al nuevo campeón. La medalla de bronce fue para el noruego Petter Northug.

El estadounidense Shani Davis revalidó el título olímpico en la prueba de 1.000 metros de patinaje de velocidad masculino y se convirtió en el primero de la historia que repite medalla de oro en esta prueba, que desde 1976 siempre ha ido teniendo un campeón diferente.

Davis, que defendía el título obtenido en Turín 2006, se impuso en la prueba por delante del surcoreano Mo Tae-Bum, autor hoy de su segunda medalla en Vancouver 2010 tras el oro que obtuvo en los 500 metros.

El bronce fue para otro estadounidense, Chad Hedrick, que suma su cuarto trofeo olímpico y se resarce así de su undécimo puesto en los 5.000 metros.

La prueba de parejas puso punto final a las competiciones de luge, marcadas este año por la muerte en un accidente mientras se entrenaba del piloto georgiano Nodar Kumaritashvili, cuyo cadáver llegó hoy a su país para se enterrado el sábado que viene.

El último oro del luge fue para los hermanos austríacos Andreas y Wolfgang Linger, que defendieron con éxito el título de campeones que ganaron en Turín.

En el short track femenino, la china Wang Meng ganó el oro en los 500 metros , tal y como ya hizo en Turín 2006.