Jueves, 18 de Febrero de 2010

Vonn comienza a ser figura en Vancouver

Reuters ·18/02/2010 - 06:28h

La estadounidense Lindsey Vonn superó una dolorosa lesión y el peso de las expectativas para ganar el descenso femenino de esquí alpino y captar el miércoles el centro de la atención en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver.

El triunfo de Vonn sumado a la medalla de oro lograda por Shani Davis en los 1000 metros y el debut del snowboardista Shaun White, ambos también estadounidenses, mejoró de inmediato los ánimos en unos Juegos donde las críticas han ido en aumento.

Vonn se convirtió en la primera estadounidense en ganar el evento de mujeres con una presentación perfecta en las montañas canadienses.

La deportista había llegado a Vancouver hace apenas una semana quejándose de una ?lesión muy dolorosa? en la canilla, la que puso en peligro su participación en el evento.

Por su parte, Davis logró el oro en la prueba de patinaje en velocidad y se convirtió en el primer atleta en la historia en revalidar su medalla de oro olímpica en la prueba de 1000 metros, tras su triunfo en Turín 2006.

Esta también fue una jornada de alivio para Noruega y Rusia, tradicionales potencias en estos Juegos, que finalmente abrieron su cuenta en el medallero de oro en el quinto día de competición.

Sin embargo, Vonn captó la mayor atención y está empezando a validar su condición de favorita, que ha hecho que algunos pronostiquen que este evento podría ser recordado como los Juegos de ?Vonn-couver?.

La atleta de 25 años descendió por una montaña de Whistler en un minuto y 44,19 segundos para ganar su primera medalla olímpica después de dos intentos fallidos anteriores, dejándose caer en la nieve tras cruzar la línea de meta.

?Yo sabía lo que tenía que hacer (...) Tenía que atacar y lo hice. Es impresionante, es todo lo que quería?, dijo Vonn.

Julia Mancuso, compañera de Vonn en el equipo estadounidense y ganadora de la medalla del oro olímpico en el slalom gigante en 2006, logró la medalla de plata, más de medio segundo detrás de Vonn.

La austriaca Elisabeth Goergl ganó el bronce, 46 años después de que su madre Traudl Hecher terminara tercera en el mismo evento en Innsbruck.

GRAVES CAÍDAS

La alemana Maria Riesch, amiga y principal rival de Vonn, no pudo realizar su mejor presentación y se quedó sin medallas.

La sueca Anja Paerson parecía quedarse con la medalla de plata antes de caerse en el salto final, mientras que la rumana Edith Miklos fue llevada en helicóptero después de sufrir un accidente a alta velocidad en la red de seguridad.

Por su parte, el ruso Nikita kriukov ganó el esprint de los hombres en el esquí campo a través tras derrotar a su compatriota Alexander Panzhinskiy en un final fotográfico.

El noruego Petter Northug, una de las figuras más dominantes de esta prueba, terminó en un distante tercer lugar.

Noruega ganó el oro en la final femenina de campo traviesa tras el triunfo de Marit Bjoergen. La favorita de la prueba, Petra Majdic, terminó con una fuerte lesión en las costillas luego de sufrir un accidente en un entrenamiento.

La eslovena mostró un dolor insoportable al cruzar la línea en el tercer lugar, detrás de la polaca Justyna Kowalczyk. Majdic colapsó por los dolores y fue ayudada a salir del lugar donde se disputó la prueba.

Los deslizamientos de nieve y la espesa niebla obligaron a la postergación de algunas pruebas anteriormente, pero esta jornada dio paso a un cielo azul y claro que transformó a la montaña en un paraíso invernal.

TEMAS PLANTEADOS

Otras cuatro medallas de oro se entregaron el miércoles, entre ellas el luge dobles.

El deporte ha estado sin querer en el centro de atención tras la muerte del georgiano Nodar Kumaritashvili durante un entrenamiento realizado la semana pasada.

Su muerte ha arrojado una sombra sobre los Juegos que ha sido imposible de levantar y ha planteado dudas sobre la seguridad de las pruebas de velocidad.

La Federación Internacional de Luge y los organizadores de los Juegos han dicho que la pista estaba en buenas condiciones y culparon a un error humano por esta muerte. Esto enfureció a los familiares y amigos del deportista de 21 años, cuyo cuerpo fue sepultado en su patria el miércoles.

?Cualquier atleta puede cometer un error, pero este error no debe tener como resultado una muerte. Esto es un deporte, no son gladiadores?, dijo un amigo de la familia en el funeral.

El estadounidense White, una de las figuras más reconocibles de los Juegos con su pelo largo y rojo, empezó con seguridad su defensa del título en snowboard, que ganó en Turín hace cuatro años.

Estados Unidos lidera el madallero con 12 preseas, cuatro de ellas de oro, superando a Alemania, Corea del Sur y Suiza, que tienen tres presea de oro cada uno.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad