Miércoles, 17 de Febrero de 2010

La videoconferencia ayudaría a los veteranos a controlar la ira

Reuters ·17/02/2010 - 19:32h

Por Rachael Myers Lowe

La terapia grupal para controlar la ira sería tan efectiva mediante teleconferencia como en persona, afirmó un estudio de la Administración de Veteranos (VA por sus siglas en inglés).

Si nuevas investigaciones lo confirman, ese resultado permitiría avanzar en la respuesta a un problema creciente en VA: cómo proporcionar atención mental efectiva a la gran cantidad de soldados que dejaron la actividad para volver al hogar en zonas rurales o remotas en Estados Unidos.

"Esa es una prioridad para la VA", dijo a Reuters Health la autora principal del estudio, Leslie Morland, de la División Islas del Pacífico del Centro Nacional de Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) de VA.

Hoy, un 40 por ciento de los veteranos de combate pertenecen a esas zonas. Muchos de ellos (uno de cada seis) regresan al hogar con el trastorno postraumático.

El equipo de Morland indagó si un tratamiento para los problemas asociados con el TEPT, que demostró ser efectivo en persona, tenía el mismo resultado administrado vía teleconferencia.

En cuatro años, el equipo trabajó con 125 veteranos masculinos con ira asociada con el TEPT. Los participantes realizaron un programa de 12 sesiones, que incluyeron tareas para el hogar.

El esquema fue desarrollado por el Programa de Terapias Conductuales del Instituto Nacional de Abuso de Drogas. Al azar, los participantes recibieron terapia grupal en persona o por videoconferencia.

Las sesiones fueron en grupos de seis a ocho participantes. El equipo hizo todo lo posible para que las sesiones en persona y por videoconferencia fueran parecidas.

Los grupos se colocaron en círculo con el terapeuta, ya sea que estuviera en persona o hablara a través de una pantalla por circuito cerrado, en el mismo lugar.

A los seis meses, el grupo tratado por videoconferencia obtuvo la misma reducción de los síntomas de ira que el grupo en persona. Los autores concluyeron que la "psicoterapia grupal por videoconferencia no sólo es posible, sino también logra resultados tan buenos como la terapia presencial".

Además, el estudio probó que el manejo de la ira se puede realizar de manera remota.

"Pudimos proporcionar servicios a una población compleja, con problemas de ira, sin dificultad", dijo la autora.

Morland comentó que se están haciendo otros estudios para evaluar la posibilidad de usar la videoconferencia para tratar el TEPT, que es un proceso más complejo y, quizás, más volátil.

La especialista cree que estos resultados podrían ayudar a la nueva generación de veteranos de guerra que llegan de Irak y Afganistán. Tres cuartos de los participantes eran veteranos de Vietnam, pero los participantes más jóvenes demostraron ser los más hábiles con la tecnología.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, online 26 de enero del 2010.