Miércoles, 17 de Febrero de 2010

El propietario del Alinghi afirma que "no sólo Suiza perdió la Copa América, también la perdió España"

EFE ·17/02/2010 - 16:07h

EFE - El propietario del catamarán suizo Alinghi, Ernesto Bertarelli. EFE/Archivo

Ernesto Bertarelli, propietario del Alinghi, afirmó hoy que "no sólo Suiza perdió la Copa del América, también la perdió España", tras excluir la posibilidad de que la próxima edición de la mayor competición de vela se celebre en aguas valencianas.

Tres días después de la derrota de su equipo, Bertarelli criticó que BMW-Oracle "haga creer" que la 34 edición de la Copa podría celebrarse en Valencia "cuando en el instante mismo de tener el trofeo en las manos ya existe la convicción de que va a ir a Estados Unidos".

El caña y presidente de Alinghi, que como equipo defensor apostó por primera vez por Valencia para la 33 edición, reconoció que su competidor realizó "un trabajo extraordinario" y "navegó mejor" en las dos regatas en las que se enfrentaron.

Sin embargo, recordó que el camino para llegar allí estuvo plagado de contradicciones, decisiones ilógicas e incluso "aberrantes".

Mencionó, por ejemplo, que la regata haya tenido lugar "en invierno en el hemisferio norte" o que BMW-Oracle haya podido cambiar hasta en cuatro oportunidades su embarcación, luego de haber visto el catamarán Alinghi 5.

A una pregunta respecto a si creía que de haber competido en Ras al Jaima (Emiratos Arabes Unidos) -como lo planteaba- hubiese ganado, respondió que eso es imposible de decir puesto a "a veces una victoria se juega por muy poco".

Dijo que durante el litigio judicial de dos años que enfrentó a su equipo con BMW-Oracle, su objetivo fue defender "una visión de la Copa del América moderna, abierta, con más equipos y un entorno económico más accesible", lo que finalmente "nos fue negado".

En ese contexto, explicó, tenía la opción de "tirar la toalla o de luchar hasta el final para dar un ejemplo de combatividad y de línea de conducta".

"Elegí el honor de la muerte sobre el agua en lugar de abandonar (la competición) luego de años difíciles y de discusiones que no eran de naturaleza deportiva", dijo, tras asegurar que "no me hacían falta dos años para saber que resultaríamos desfavorecidos ante la Justicia de EEUU".

"Es como ir a quejarse de su mujer con la suegra", bromeó, para luego concordar con que "ha sido la primera vez en que un equipo defensor ha tenido tan pocos derechos en la Copa".

"No me arrepiento de esa decisión", agregó, para confirmar enseguida que esta nueva situación no supone el final de Alinghi, ni necesariamente de su participación en la Copa del América.

"Si hace dos años hubiese anunciado que abandonábamos la competición, nadie hubiese estado satisfecho. Ahora salimos con la cabeza en alto", comentó a un grupo de periodistas con quienes compartió sus primeras reflexiones tras su retorno de Valencia.

Sobre la eventual participación de Alinghi en la próxima edición de la Copa, sostuvo que "si es una competición justa en la que los equipos desafiantes tienen posibilidades lo haremos", aunque reconoció que todavía es prematuro saber lo que ocurrirá si la Copa se celebra en 2013.

"No conocemos nada del futuro, lo que por definición es una desventaja para Alinghi", subrayó.

Asimismo, sostuvo que el "Challenger of record" -que BMW Oracle ha confirmado será el sindicato italiano Mascalzone Latino- debe realmente "representar a los desafiantes" y no "hablar por el defensor".

En cualquier caso, opinó que "hemos partido hacia una edición muy cara de la Copa".

Sobre la inversión realizada por Alinghi para la 33 Copa del América, Bertarelli mantuvo el secreto y lo justificó señalando que "si alguien puede poner un valor a los diez años durante los que Alinghi ha hecho vivir a todos los que han celebrado nuestras victorias, que me lo diga".

"Lo que hemos vivido no tiene precio", insistió, tras recordar que Suiza -paradójicamente un país sin litoral y enclavado en continente europeo- ha sido el único país no anglosajón y de Europa en haber ganado la "Jarra de las Cien Guineas".

Aparte de los suizos, lo consiguieron estadounidenses, australianos y neozelandeses.