Miércoles, 17 de Febrero de 2010

El Gobierno italiano tratará con Libia las tensiones tras la suspensión de visados a países europeos

EFE ·17/02/2010 - 07:29h

EFE - El ministro italiano de Asuntos Exteriores Franco Frattini habla con los medios tras ofrecer una rueda de prensa conjunta con su homólogo francés Bernard Kouchner en el Quai d'Orsay, en Paris, Francia. EFE/Archivo

El ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattini, abordará hoy en Roma con su homólogo libio, Mousa Kousa, las tensiones surgidas tras la decisión de Libia de suspender la concesión de visados a los países del área Schengen, que cubre 28 países europeos.

Así lo confirmaron a Efe fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores italiano, que precisaron que en la reunión también estará presente el titular de Exteriores maltés, Tonio Borg.

Las autoridades libias comunicaron que no expedirán visados a los ciudadanos del área Schengen y tampoco permitirán entrar en el país a las personas que ya los tienen concedidos.

El área Schengen está formada por 28 países europeos, todos los Estados miembros de la UE a excepción de Reino Unido e Irlanda, así como los extracomunitarios Islandia, Noruega y Suiza.

Frattini explicó ayer en una entrevista con el diario "La Stampa" que la medida adoptada por Trípoli es una reacción a la decisión de Suiza de negar la entrada al país helvético al líder libio Muanmar al Gadafi y a otros 187 ciudadanos de Libia, por considerarles un "peligro para la seguridad".

El titular de Exteriores italiano acusó a Suiza de "tomar como rehenes a los otros países del área Schengen", al tiempo que señaló que Italia ha pedido a Trípoli que reconsidere su decisión.

Frattini manifestó que la actuación suiza "que equipara a Gadafi y a otros exponentes libios a terroristas internacionales, quizá podía haberse evitado" y lamentó que "no es correcto que Schengen sea sometido por Suiza como medio de presión. Para resolver un problema bilateral con Libia hay otros instrumentos".

Las relaciones entre Berna, la capital federal suiza, y Trípoli son tensas desde que en julio de 2008 Hannibal Gadafi, hijo del líder libio, y su esposa fueran arrestados y acusados de maltrato físico por dos de sus empleados durante su permanencia en Ginebra.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad