Miércoles, 17 de Febrero de 2010

La Casa Blanca no confirma la captura de jefe militar talibán en Pakistán

EFE ·17/02/2010 - 07:34h

EFE - Periodistas y agentes de seguridad afganos este martes alrededor del cadáver de un anciano secuestrado y asesinado por presuntos talibanes en Herat (Afganistán). Las autoridades detuvieron a ocho presuntos implicados en el asesinato.

La Casa Blanca eludió ayer confirmar la detención del comandante militar talibán Abdul Gani Barádar, que según el diario The New York Times, que cita fuentes del Gobierno de EE.UU., tuvo lugar durante una operación conjunta entre la CIA y las fuerzas paquistaníes en Karachi (sur de Pakistán).

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que el asunto "implica recolección de datos de inteligencia" y, por lo tanto, "lo mejor es recolectar esos datos y no necesariamente hablar sobre ellos".

El diario "The New York Times" cita fuentes del Gobierno de EE.UU. para asegurar que Barádar fue arrestado hace diez días durante una operación secreta de los servicios de inteligencia paquistaníes y estadounidenses.

El diario asegura también que Barádar, descrito como un líder talibán moderado, ha comenzado ya a hablar con sus interrogadores.

Según Gibbs, el que se publiquen esas informaciones "no ayuda" a las autoridades estadounidenses en su lucha contra el terrorismo.

Aunque no quiso hacer comentarios sobre la posible captura, el portavoz sí alabó la colaboración de Pakistán con EE.UU. en una lucha contra el terrorismo: "creo que en los últimos meses hemos visto aumentar esa cooperación" por parte paquistaní, declaró.

"Hemos asistido a un aumento de la presión paquistaní contra los extremistas en su propio país", declaró Gibbs, que agregó que "los paquistaníes han entendido que las amenazas extremistas dentro de sus fronteras no están solamente dirigidas contra el exterior, sino que representan también amenazas contra su propio país".

Como consecuencia, agregó: "Trabajamos con ellos de manera constructiva, mantenemos reuniones de manera habitual. Hemos mejorado nuestra capacidad de compartir información".

Conocido como el mulá Barádar Akhund, el presunto detenido es considerado el jefe militar de la insurgencia y "número dos" del movimiento que encabeza el mulá Omar. Durante el régimen talibán afgano (1996-2001) ocupó el cargo de viceministro de Defensa.

De confirmarse, sería el insurgente de mayor rango detenido desde la invasión estadounidense en Afganistán, a finales de 2001.

La noticia coincide con una gran ofensiva de las fuerzas de la ISAF de la OTAN y el Ejército afgano sobre el bastión talibán de Marjah y aledaños, en la provincia sureña de Helmand.

En varios comunicados, la OTAN informó ayer, en el cuarto día de la operación, que tres civiles murieron ayer en varios tiroteos registrados en el marco del asalto militar.

Gibbs indicó en este sentido que EE.UU. "siempre lamenta la pérdida de vidas civiles". "Creo que eso siempre hace mucho más duro el trabajo que tenemos que hacer", agregó el portavoz.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad