Miércoles, 17 de Febrero de 2010

PSE y PP ven a Batasuna en manos de ETA

PNV, EB, EA, Aralar y ELA aprecian avances en las conclusiones del debate de la izquierda abertzale

GUILLERMO MALAINA ·17/02/2010 - 08:30h

La izquierda abertzale prevé entre sus líneas de trabajo "fortalecer dinámicas" para buscar una salida a los presos en el proceso negociador. h. bilbao

La resolución de la izquierda abertzale, hecha pública ayer tras el final de su debate, suscitó una cascada de reacciones en distintos sentidos. El PSE, el PP, UPyD, así como los gobiernos vasco y navarro la desacreditaron hasta el último punto por no incluir una condena a ETA. PNV y EB [la marca de IU en Euskadi] consideraron que el documento de la ilegalizada Batasuna es insuficiente, pese a ir "en buena dirección". Aralar, EA y el sindicato nacionalista vasco ELA acogieron con satisfacción dicho texto como un paso relevante para el final de la violencia y la resolución del "conflicto" en Euskadi.

El documento, de cinco páginas y titulado Zutik Euskal Herria (Euskal Herria en pie), es una síntesis de un informe final, pendiente de elaboración en las próximas semanas. No obstante, este resumen expone ya la línea de trabajo que pretende desarrollar la izquierda abertzale a partir de ahora.

La mayor parte de los partidos echa en falta una condena de la violencia y desconfía de la voluntad, o las posibilidades, de la izquierda abertzale para llevar a ETA a su desarme, después de tantos años de atentados y tres procesos de paz fallidos. En cualquier caso, la condena a ETA nunca ha estado en el debate de la ilegalizada Batasuna. Este ha girado sobre otra clave: la definición de una "estrategia eficaz" para el futuro. Y, sobre ese parámetro, la conclusión final a la que ha llegado es que la violencia debe desaparecer, en la coyuntura actual, para poder aglutinar fuerzas y avanzar en la consecución de sus objetivos políticos, como la constitución de un Estado vasco. En su resolución final, apunta hasta una decena de veces, con distintos términos, que sólo apuesta por las vías exclusivamente políticas para seguir adelante.

Esta declaración es, no obstante, un primer paso adoptado de forma "unilateral" con la confianza de poder condicionar en el futuro "la actuación del resto de agentes" para abrir un "proceso democrático". Entre esos "agentes", están el Estado, los partidos, los sindicatos y la propia ETA.

La opinión de los "agentes"

PSE, PP, así como los gobiernos vasco y navarro no se movieron ayer ni un milímetro de su posición. La portavoz del Ejecutivo vasco, Idoia Mendia, dijo que la izquierda abertzale ha concluido su reflexión "sin resolver su viejo problema de supeditación a ETA". En la misma línea, el vicepresidente del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, calificó de "palabrería y retórica" el documento.

El portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, señaló también que este es "pura retórica" por no recoger "las conclusiones finales" de exigir a ETA su desarme. El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, consideró que la ilegalizada Batasuna sólo pretende participar en las elecciones de 2011, por lo que instó al Gobierno a estar "atento" para evitar un "engaño".

El presidente del PNV en Vizcaya, Andoni Ortuzar, consideró que el documento "va en la buena dirección", pero, a su juicio, la izquierda aber-tzale debe responder aún a dos preguntas: qué "compromiso" asume para evitar que haya violencia y qué respuesta dará si hubiera más atentados.

También el coordinador general de EB, Mikel Arana, dijo con dudas que la propuesta "va por el buen camino": "La partitura suena bien, pero, para que sea creíble, la izquierda abertzale debe pedir a ETA que se disuelva".

El vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, alabó el "mensaje claro" de la ilegalizada Batasuna a favor "de las vías políticas". Según explicó, esto "sólo es el inicio" y hay que esperar la respuesta de ETA. A su juicio, si la banda atenta, la ilegalizada Batasuna "debería decir que es una injerencia". También pidió al Gobierno "algún gesto de distensión".

EA ya alabó el martes la resolución de la izquierda abertzale. Ayer, el secretario general del sindicato ELA, Txiki Muñoz, también la calificó de "positiva" porque "apuesta por vías civiles y democráticas": "Nosotros vamos a aplaudir que esto sea así, porque es muy importante que se consolide y vaya dando más pasos".

Noticias Relacionadas