Miércoles, 17 de Febrero de 2010

Google replica a Alierta: "Recibiréis lo invertido"

El consejero delegado de Google, Eric Schmidt, asegura a las operadoras que en el mercado de Internet hay sitio "para todos"

ANA TUDELA ·17/02/2010 - 06:00h

Eric Schmidt, consejero delegado de Google, ayer en Barcelona. EFE

¿Quién necesita más a quién, Telefónica a Google o viceversa? "¿Qué es un teléfono sin conexión? ¿Y una aplicación sin red de telefonía? ¿Y una red de acceso a Internet superrápida sin dispositivos que se conecten a ella?" El consejero delegado de Google, Eric Schmidt, contestó ayer con esta advertencia, en forma de adivinanza, a las operadoras como Telefónica que le han pedido en los últimos días que comparta su negocio, ya que se beneficia de las multimillonarias inversiones en redes de alta velocidad que ellas realizan. Pero Schmidt replicó que hay sitio para todos, "los que fabrican dispositivos, los que desarrollan redes y los que hacen negocio con aplicaciones en la Red", replicó Schmidt. Sólo así será posible que continúe lo que llamó "magia" de este sector, ese crecimiento que se ha logrado gracias a la "convergencia de los tres mundos", afirmó Schmidt en el congreso mundial de telefonía móvil que se celebra esta semana en Barcelona.

Pero las operadoras no pueden quitarse de la cabeza las cifras de Google. Unos ingresos que han pasado de 6.138 millones de dólares en el año 2005 a los 23.650 millones que ingresó en el pasado ejercicio, el año de la crisis. Tampoco olvidan las inversiones en redes de alta velocidad que ya han efectuado ellas, y las que tienen por delante para extender la red de telefonía móvil de cuarta generación (LTE).

"¿Qué es un teléfono sin conexión?", se preguntó Schmidt

La pelea ya está en marcha. Hay mucho dinero en juego. Hace diez días, el presidente de la española Telefónica, César Alierta, arrojaba el guante a Google: "Es evidente que los buscadores de Internet utilizan nuestra red sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir. Las redes las ponemos nosotros; los sistemas los hacemos nosotros; el servicio postventa lo hacemos nosotros, lo hacemos todo", declaró Alierta.

Ayer, en el congreso de Barcelona, el consejero delegado del grupo británico Vodafone, Vittorio Colao, echaba más leña al fuego al señalar que el negocio de los buscadores, con Google y Yahoo copando "entre el 60% y el 70% del margen de ganancia" del negocio de la publicidad en la Red, era uno de los riesgos de monopolio que sufría el sector.

Son ya dos de los mayores operadores de telefonía del mundo los que han advertido a Google de que las cosas tienen que cambiar. Schmidt les pidió ayer paciencia, porque la "explosión de usuarios de datos" es una realidad. "Puedo asegurar", añadió, "que recibiréis de vuelta el dinero invertido de muchas maneras". A preguntas de los periodistas, Schmidt negó que pretenda que las firmas de telefonía se conviertan en meros gestores de los conductos por donde discurren los contenidos. Pero eso es una cosa y otra que se metan en su negociado. El consejero delegado de Google les marcó ayer el camino: "Me siento bien con el hecho de que dependamos del éxito de las operadoras", comentó, pero un éxito basado en "redes sofisticadas, seguras y con una buena gestión del tráfico".

Google ganó 23.650 millones de dólares el pasado año

Fue el único momento en que Schmidt dejó escapar cierta sensación de temor ante las amenazas de las operadoras: "No queremos que las operadoras elijan entre las diferentes variedades de un mismo tipo de producto". Ese es el verdadero debate tras las guerras de los últimos días, la neutralidad de la Red, la capacidad de las telefónicas de discriminar dentro de sus infraestructuras aquellos contenidos que les aporten mayor volumen de ingresos y, por tanto, de primar el tráfico de los usuarios que más paguen o bien el de los proveedores que hagan ese pago en nombre de sus usuarios. Un miedo que enlaza con las palabras de Colao por la mañana, cuando defendió que hay que "permitir a los clientes que elijan el nivel de servicio que quieren", justo antes de añadir que "los proveedores de contenidos deben ser capaces de negociar directamente con los consumidores el nivel de servicio que les dan".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad