Miércoles, 17 de Febrero de 2010

PSOE y CiU dejan el posible pacto en buenos propósitos

Duran juzgará las intenciones del Gobierno a la luz del discurso de Zapatero

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·17/02/2010 - 00:02h

EFE - El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, junto al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.

El PSOE y CiU arrancaron el calendario que trata de desembocar en un pacto de Estado contra la crisis propuesto por los nacionalistas catalanes con una primera aproximación en la que ambas formaciones intercambiaron únicamente buenos propósitos. Era el objetivo. El Grupo Socialista comenzó a explorar las posibilidades de acuerdo con la federación catalana y constató una impresión "positiva", según el portavoz del PSOE en el Congreso.

José Antonio Alonso se reunió con su homólogo de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, en el despacho del diputado catalán durante poco más de una hora. El acuerdo, ayer, fue tan sólo intercambiar la intención de alcanzarlo, aunque ambos portavoces son conscientes de la dificultad del empeño.

"Hemos determinado que podemos trabajar juntos y remar en la misma dirección de un acuerdo", solemnizó Alonso, quien vio a Duran "muy consciente" de la situación por la que atraviesa las economía española y con la determinación de "cuidarla", todo ello con una firme "voluntad de consenso, de diálogo y de llegar a acuerdos".

"Hablar nunca sobra", resumió Duran para calificar un encuentro celebrado con "buen clima" en el que las propuestas concretas tendrán que esperar a la comparecencia, hoy, del presidente del Gobierno ante la Cámara.

"Hablar nunca sobra", resumió Duran para calificar un encuentro celebrado con "buen clima"

Su intervención será el termómetro de la disposición real del PSOE al acuerdo, según CiU, ya que Zapatero es quien debe liderar y convocar a las fuerzas políticas alrededor del consenso, como reiteró ayer Duran. El portavoz de CiU volvió a reclamar ayer un acuerdo amplio por encima de pactos puntuales a los que Duran no se cierra, aunque no constituyan la esencia de su propósito.

El dirigente nacionalista reclamó al PP y al PSOE que "piensen menos en las próximas elecciones y más en las próximas generaciones", al término de un encuentro en el que los socialistas buscaron sintonía con CiU en dos puntos concretos: el recorte del déficit y la estrategia de economía sostenible. Ambos grupos escenificaron ayer un primer paso conscientes de que casi todo el trabajo está por hacer.

"Seguir trabajando" fue la expresión más empleada por Alonso. Por delante le queda una agenda de encuentros con todos los grupos que concluirá el próximo 26 de febrero
con el PP.

Alonso dice que el PP aceptó su agenda

La queja del PP por ocupar el último lugar en la ronda de contactos iniciada por el PSOE es “irrelevante”, según Alonso. El Grupo Socialista asegura que el PP no puso objeción alguna cuando sincronizaron el calendario el pasado viernes. Entienden que ser los últimos era una forma de privilegiar al PP, al poder trabajar sobre las conclusiones del resto de grupos.  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad