Martes, 16 de Febrero de 2010

Un Bayern en alza se mide a una Fiorentina que pierde fuelle

Reuters ·16/02/2010 - 19:11h

El Bayern de Múnich y la Fiorentina, dos equipos que llevan rumbos opuestos en sus respectivas ligas, se medirán el miércoles en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, en una eliminatoria en la que el conjunto alemán parte como favorito.

El Bayern, que comenzó muy titubeante el torneo continental y acabó como segundo en su grupo, a seis puntos del Girondins Burdeos, ha ganado los 12 últimos partidos que ha jugado en todas las competiciones, de la mano del temperamental entrenador holandés Louis van Gaal.

La Fiorentina, que se clasificó a los octavos dejando fuera del torneo al Liverpool, ha perdido fuelle desde principios de año y solamente ha ganado un punto en sus cinco últimos partidos de la Serie A.

El sábado perdió 2-0 ante la Sampdoria, cayendo al undécimo puesto de la clasificación y provocando que la prensa italiana señale que el equipo violeta pasa por una crisis de juego, en uno de los peores momentos que vive el equipo en el largo período de Cesare Prandelli en el banquillo.

Algunos aficionados incluso han pedido la destitución de Prandelli, en medio de las especulaciones del interés de la Juventus y de las posibilidades para dirigir a la selección italiana tras el Mundial que finaliza el 11 de julio.

El equipo parece haber sufrido enormemente la suspensión por dopaje del delantero rumano Adrian Mutu tras la victoria por 2-1 sobre el Bari el 10 de enero, el último triunfo del equipo en la liga italiana.

OPTIMISMO

La Fiorentina sufrió otro golpe el sábado cuando el defensa Alessandro Gamberini se dislocó un hombro, por lo que será baja en el partido del Allianz Arena, al igual que el delantero argentino Mario Santana.

Pero a pesar de todo, los jugadores son optimistas.

"El partido contra el Bayern llega en el momento apropiado, es el partido más importante de los cinco años de Prandelli como entrenador", dijo el centrocampista Ricardo Montolivo.

Por otro lado, Van Gaal se ha mostrado crítico con su equipo pese a la racha de victorias. La última fue el pasado sábado por 3-1 sobre el Borussia de Dortmund, colocando al equipo en lo más alto de la Bundesliga junto al Bayer Leverkusen.

"Cometimos varios errores en defensa y eso no puede pasar contra la Fiorentina. Necesitamos mostrar un juego mucho más organizado", destacó Van Gaal.

El capitán Mark van Bommel se mostró de acuerdo con lo dicho por el entrenador.

"En los últimos partidos ganamos a pesar de cometer errores (...) pero en la Liga de Campeones uno no puede dar ventajas, y si uno las da en casa, las cosas se ponen más difíciles. Todo el equipo debe trabajar en ello", destacó Van Bommel.

"Si todos salimos a atacar sin orden y dejamos de lado la organización y nuestras responsabilidades defensivas, será difícil", añadió.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad