Martes, 16 de Febrero de 2010

Cirugía esterilización no está asociada con problemas sexuales

Reuters ·16/02/2010 - 19:07h

Por Amy Norton

Las mujeres con ligamento de trompas para evitar nuevos embarazos no tendrían más riesgo de sufrir disfunción sexual, de acuerdo a un nuevo estudio.

De hecho, las mujeres que participaron tuvieron menos riesgo de desarrollar ciertos problemas sexuales y tendieron a estar más felices con su vida sexual que el resto.

La cirugía para ligar las trompas impide que los tubos de falopio unan los ovarios con el útero. Se realiza inmediatamente después del parto, a través de la vagina o durante una cesárea, o mediante cirugía laparoscópica con una o dos incisiones en el abdomen.

No existen motivos fisiológicos para creer que el ligamento de trompas causaría problemas sexuales, pero existen pocos estudios sobre el tema, dijo el doctor Anthony Smith, de La Trobe University, en Melbourne, Australia, que dirigió el nuevo estudio.

Esas investigaciones indagaron sólo el nivel de satisfacción sexual femenina, precisó Smith a Reuters Health.

Para el nuevo estudio, el equipo de Smith entrevistó a 2.721 australianas sobre varios síntomas de disfunción sexual y su satisfacción general con la vida sexual. El 16 por ciento (447) tenía las trompas ligadas y la mayoría de ellas tenía entre 40 y 64 años.

Ese grupo era menos propenso a mencionar problemas sexuales y tendía a considerarse feliz con su vida sexual, publicó el equipo en la revista BJOG.

El 42 por ciento dijo que no tenía interés en el sexo, a diferencia del 51 por ciento del grupo sin ligamento de trompas. El 17 por ciento de ese segundo grupo dijo que "no sentía placer con el sexo", a diferencia de sólo el 14 por ciento del grupo con ligamento de trompas.

Al considerar otros factores (edad, educación y estado civil), las mujeres con las trompas ligadas eran casi un tercio menos propensas a no estar interesadas en el sexo, a tardar "demasiado" en lograr el orgasmo, a tener sequedad vaginal durante el coito o a considerar al sexo poco placentero.

Además, ese grupo tendía a calificar más alto su vida sexual. El 36 por ciento dijo sentir "satisfacción sexual extremadamente alta", a diferencia del 30 por ciento de las mujeres sin ligamento de trompas.

Cuando el equipo consideró otros factores, el grupo con ligamento de trompas era dos tercios más propenso a concederle esa alta calificación a su vida sexual.

Se desconoce la causa de esa mejor función sexual. Posiblemente, según el equipo, ellas y sus parejas disfrutaban más el sexo porque no tenían la preocupación de evitar un embarazo no planeado.

"Al reunir la efectividad del ligamento de trompas con el bajo riesgo asociado con la intervención, los resultados sugieren la existencia de beneficios adicionales a tener en cuenta a la hora de optar por la esterilización quirúrgica", dijo Smith.

Claro que el ligamento de trompas es un método anticonceptivo. En general, los médicos lo recomiendan cuando las mujeres están seguras de que no quieren volver a tener otro embarazo.

Y, como con cualquier cirugía, tiene algunos riesgos, como sangrado o infección durante la cirugía y cierre incompleto de las trompas. Además, una de cada 200 mujeres queda embarazada de todas maneras.

FUENTE: BJOG, online 14 de enero del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad