Martes, 16 de Febrero de 2010

"No fue un misil fallido, no hubo ningún error"

Un general de la OTAN niega un fallo en el ataque que mató a 12 civiles en Afganistán y asegura que acertaron en el objetivo

PÚBLICO.ES / EFE ·16/02/2010 - 19:57h

EFE - Soldados británicos desplegados en la provincia de Helmand, Afganistán.

La OTAN no cometió ningún error al matar a 12 civiles el pasado domingo en Afganistán. Así lo ha garantizado el general británico Nick Carter, comandante de las fuerzas de la alianza, quien, aseguró, además, que el proyectil "acertó en el objetivo asignado".

En una vídeo-conferencia desde Afganistán organizada por el ministerio británico de Defensa, Carter aseguró que lo que se había creído como un lanzamiento erróneo, "ahora sabemos que acertamos en el objetivo, no fue un misil fallido, no hubo ningún error técnico en lo ocurrido".

Los primeros informes militares señalaron que dos misiles estadounidenses del Sistema de Artillería Balística de Alta Movilidad se habían desviado 300 metros de su objetivo y habían impactado contra una casa de la localidad de Marjah, donde se había refugiado un número indeterminado de civiles.

El jefe del Estado Mayor británico, el general de aviación Jock Stirrup, describió el domingo lo ocurrido como "un revés muy serio" para la Operación Moshtarak, la ofensiva lanzada el fin de semana en el sur de Afganistán para expulsar a los talibanes. Además, el jefe de la a Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), el general estadounidense Stanley McChrystal, pidió disculpas por lo que consideró un "suceso desafortunado".

Un ataque correcto

Sin embargo, el general Carter ha cambiado totalmente el enfoque de las investigaciones y subrayó que la OTAN han concluido que el ataque se llevo a cabo correctamente y que por lo tanto se ha vuelto a activar este sistema de ataque con misiles después de una suspensión temporal tras el incidente.

El militar aseguró que se está siendo "muy cuidadoso" en esta ofensiva, la mayor desde el inicio de la invasión en 2001, y que la política a partir de ahora será utilizar este tipo de misiles únicamente en zonas rurales y abiertas.

Un portavoz dice que "sería aproximado asumir" que entra las víctimas hubiera talibanes

Carter aseguró que las tropas aliadas están asumiendo un riesgo extra para sus vidas para evitar bajas civiles entre los afganos y que "en este incidente particular, el joven oficial del cuerpo de marines de los EEUU que estaba a cargo, estaba protegiendo a un grupo de civiles que estaban junto a él detrás de su posición".

El portavoz del ministerio británico de Defensa, el general Gordon Messenger, dijo por su parte que "sería apropiado asumir" que entre las 12 víctimas de ese bombardeo había talibanes.

Sobre la marcha de la operación, Carter declaró que se ha avanzado sustancialmente en Nad-e-Ali pese a haberse encontrado "una resistencia significativa" por parte de "grupos aislados", y explicó que la mayor amenaza siguen siendo los artefactos explosivos que los talibanes han dejado colocados en carreteras y poblaciones.

"Lo que nos ha sorprendido es la cantidad (de artefactos). Han tenido mucho tiempo para preparar esto y no han estado ociosos a la hora de hacerlo bien para sus intereses", señaló el general.

"Están descolocados"

El comandante de la OTAN indicó que dos terceras partes de Marjah, el principal bastión talibán, lo controlan ya las fuerzas aliadas, pero advirtió de que serán necesarios varios días más para que se complete con éxito la operación.

Entre las fuerzas de la OTAN y del ejército afgano ha habido 4 muertos y 35 heridos

Carter expresó su satisfacción por la detención en Pakistán del máximo responsable militar de los talibanes, el mullah Abdul Ghani Baradar, y manifestó que "en términos de liderazgo sobre el terreno, nuestra impresión es que (los talibanes) están descolocados". "Ciertamente, la naturaleza de la resistencia que tanto los marines estadounidenses como las fuerzas de seguridad nacional afganas han encontrado en Marjah indicaría que esto es así", dijo.

Sobre las bajas, el general confirmó que entre las fuerzas de la OTAN y del ejército afgano ha habido 4 muertos y 35 heridos, y rechazó cifrar el número de fallecidos entre los talibanes, aunque aseguró que se ha identificado a varios combatientes extranjeros.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad