Martes, 16 de Febrero de 2010

Recelo en el País Vasco ante la nueva resolución 'abertzale'

Reuters ·16/02/2010 - 17:17h

La mayoría de las fuerzas políticas vascas recibieron el martes con escepticismo la resolución aprobada por la izquierda 'abertzale' el fin de semana y que, aunque habla del uso exclusivo de las vías políticas, no nombra en ningún momento a ETA.

La ausencia total de referencias explícitas a ETA en el documento "Zutik Euskal Herria" (De pie, Euskal Herria), que recoge la estrategia política de la izquierda abertzale para 2010, hace recelar a los políticos vascos, incluso a las formaciones que observan que este sector político estaría dando un paso en la dirección correcta.

Desde el Gobierno vasco, su portavoz, Idoia Mendia, dijo que "es hora de pasar a los hechos", y criticó que hablen "de abrir una nueva fase sin haber resuelto su viejo problema, que es el de su supeditación a ETA".

"Creemos que hace falta que ese mundo convenza a ETA para que ponga fin a su actividad terrorista, o que la condene de forma clara y contundente", añadió la portavoz del Ejecutivo socialista.

La resolución, de cinco folios y conocida hoy en su totalidad, recoge entre sus contenidos más destacables la necesidad de un marco político nuevo que permita que "todos los proyectos políticos sean defendibles y materializables" y que permitan alcanzar "una paz estable y duradera".

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, tampoco dio credibilidad al documento, que califica de "pura retórica" y al que faltan "conclusiones finales" porque en su opinión la izquierda independentista "no tiene claro" si quiere desvincularse de la banda armada.

"Es pura retórica", resume.

"Por suerte, hace tiempo que los problemas internos de quienes quieren decir que se desmarcan de ETA han dejado de ser el centro de la política vasca, entre otras razones, porque el cambio político liderado desde este Gobierno ha superado viejos discursos y ha introducido a este país en un debate nuevo, preocupado por los problemas de la gente", añadió.

Para el PP vasco, los contenidos del documento "son cantos de sirena" que pretenden distraer del objetivo fundamental, que no es otro que "intentar estar presentes en las próximas elecciones municipales" del próximo año.

Por eso su portavoz, Leopoldo Barreda, insta al Gobierno, a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado a que estén atentos a las próximas candidaturas y así "evitar listas que sirvan de coladero" para la participación electoral de formaciones ilegalizadas.

ESCEPTICISMO NACIONALISTA

También hay escepticismo en el PNV, que considera que hace falta "alguna clarificación más", en palabras de su presidente en Vizcaya, Andoni Ortuzar, sobré cómo actuará la izquierda abertzale en caso de que se produzca una nueva acción de ETA.

"Nos faltan dos claves importantes, saber qué va a hacer la izquierda abertzale política para que no haya violencia porque eso es muy importante (...), y en el caso de que la haya cual va a ser su actitud", dijo.

En IU, "la partitura" que supone el polémico texto "suena bien", pero se echan en falta referencias a ETA y peticiones para su disolución para que "la ciudadanía vasca tenga la constatación de que su apuesta por las vías políticas y democráticas es inequívoca", según señaló su coordinador general, Mikel Arana.

Aralar y EA son las formaciones entre quienes la acogida de la resolución de la izquierda 'abertzale' ha sido más favorable, aunque también plantean dudas, matices o especifican tiempos. Ambas formaciones son precisamente las que suenan como más proclives a "la acumulación de fuerzas" que propugna la resolución "Zutik Euskal herria".

Eusko Alkartasuna había anunciado en días anteriores que estaba pendiente de la finalización del debate entre la militancia de la izquierda abertzale, para ver la posibilidad de avanzar en la estrategia de la unidad nacionalista que permitiría restablecer una mayoría 'abertzale' en el Parlamento vasco, aunque su secretario general, Pello Urizar, ya aclaró que no darían ningún paso con la izquierda 'abertzale' si existe "una pequeña ambigüedad que justifique la vía armada".

que abogan por el uso de medios democráticos y pacíficos - debería concretarse, no sólo para lo que el documento denomina "proceso democrático", "sino para cualquier actuación política".

En Aralar, formación escindida de la izquierda 'abertzale' tradicional y fundada por Patxi Zabaleta, consideran que el texto supone "un avance", pero que tiene que haber "más pasos".

"Es un paso muy importante el que han dado ayer, pero yo creo que ahora hay que ir materializando esas palabras en hechos reales, y eso va a requerir un tiempo, y en ese tiempo lo que tenemos es que generar confianzas y sintonías de trabajo y tampoco se pueda pretender que esa nueva izquierda abertzale se vaya a fundar en un muy corto periodo de plazo", dijo en Radio Euskadi el vicecoordinador Jon Abril.