Martes, 16 de Febrero de 2010

Defensa repara la memoria de la UMD

Chacón entrega la cruz del Mérito Militar a 14 oficiales que se opusieron a la dictadura en 1974 con la fundación de la Unión Militar Democrática

IÑIGO ADURIZ ·16/02/2010 - 15:04h

EFE - La ministra de Defensa, Carme Chacón (4i-delante), junto a los integrantes de la Unión Militar Democrática (UMD), a los que galardonó hoy en reconocimiento a su papel durante la Transición.

El 29 de julio de 1975 fueron considerados "un peligro" por la dictadura y, una vez muerto Franco y hasta en plena democracia, siguieron siendo los apestados de las Fuerzas Armadas. Los miembros de la Unión Militar Democrática (UMD) recibieron ayer el primer reconocimiento oficial por su colaboración a la instauración de la democracia desde el interior de un organismo, el ejército, reticente a abandonar el poder que había ostentado durante 40 años.

El Ministerio de Defensa condecoró con las cruces del mérito militar y aeronáutico a 14 miembros de la UMD, conocidos como los úmedos, que impulsaron la llegada de la democracia a los cuarteles. La iniciativa partió de IU, que el 1 de abril sacó adelante en el Congreso, con el apoyo de todos los grupos excepto del PP, que se abstuvo, una proposición no de ley para destacar el esfuerzo del grupo de militares que en 1974, desde Barcelona, constituyó la UMD.

La UMD se creó en 1974 para "restaurar la soberanía popular"

Tan sólo tres años después, una vez consolidado el Estado de derecho, la asociación impulsada por el ex oficial catalán Julio Busquets, se disolvió. "Habíamos conseguido lo que queríamos, que era devolver al pueblo la soberanía que había perdido por la fuerza en 1936", afirma el teniente coronel José Ignacio Domínguez, uno de los condecorados. Él sufrió el exilio mientras muchos represaliados republicanos regresaban precisamente en ese momento a España. Y es que, según recuerda, en la amnistía de 1977 no se incluyó a los miembros del ejército.

"Podían haber reconocido nuestra labor por la democracia ese año, pero se asustaron y se plegaron a las premisas de la extrema derecha", reconoce Domínguez. Su caso es diferente al de los demás compañeros de la UMD que ayer recibieron las medallas. A él, las detenciones de julio de 1975 de los impulsores del movimiento democrático en el ejército le pillaron fuera de España. Estaba de vacaciones en Turquía y, al enterarse de que su regreso a España podía costarle la cárcel, decidió trasladarse a París.

Rueda de prensa en París

Los miembros de la organización fueron condenados por indisciplina

Desde la capital francesa, José Ignacio Domínguez consiguió que los más importantes medios europeos dieran buena cuenta de la represión y de la falta de libertades que seguía sufriendo el pueblo español a través de una memorable rueda de prensa que protagonizó el 13 de octubre de 1975.

En 1986, a él y a sus otros 13 compañeros que fueron condenados por "un acto de indisciplina" les fueron perdonadas sus reuniones por la democracia. Pero, incluso en ese momento, la UMD siguió estando mal vista en un ejército que seguía escorado hacia la derecha. "Nos han marginado y nos han hecho la vida imposible durante años", lamenta Domínguez.

Hasta ayer. En un emotivo acto, la ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró que "recompensar el valor" de los miembros de la UMD "es un acto de justicia, una reparación necesaria, que confirma la dignidad que nunca perdieron, y engrandece a la sociedad".