Martes, 16 de Febrero de 2010

La falta de diálogo entre Pakistán e India beneficia a los terroristas, según Guilani

EFE ·16/02/2010 - 13:30h

EFE - El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani (c), el ministro de Asuntos Parlamentarios, Babar Awan (i), y el primer ministro de la provincia de Sindh, Qaim Ali Shah (d), rezan en el mausoleo donde está enterrada la ex primera ministra Benazir Bhutto, en Gari Khuda Buksh, Pakistán, en diciembre pasado. EFE/Archivo

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, condenó hoy el atentado en la ciudad occidental india de Pune del pasado día 13, en el que murieron diez personas, e instó al Gobierno indio a "darse cuenta" de que la parálisis del diálogo entre ambos países "sólo beneficiará a los terroristas".

Guilani ofreció a la India cooperación en materia de inteligencia para evitar atentados como el de Pune, que se registró en un momento de acercamiento entre las dos potencias nucleares.

Según un comunicado de su oficina, el primer ministro apostó de nuevo por una reanudación del proceso de diálogo formal que la India y Pakistán iniciaron en 2004 y que quedó paralizado por el atentado terrorista de Bombay de noviembre de 2008.

Guilani hizo estas declaraciones durante una reunión hoy en su residencia con el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU, John Kerry, quien se encuentra de visita en Islamabad.

El mandatario paquistaní reiteró a Kerry el compromiso de Pakistán de no permitir que su territorio sea utilizado para lanzar acciones terroristas en países vecinos, según la nota oficial.

Por su parte, Kerry aplaudió la celebración de un encuentro entre los secretarios de Exteriores de la India y Pakistán el próximo día 25 en Nueva Delhi y abogó por que ambos países sean capaces de resolver de "manera pacífica" asuntos centrales como las disputas por los recursos hidráulicos y en torno a la región de Cachemira.

Islamabad aceptó la semana pasada la propuesta india de mantener los primeros contactos oficiales desde la suspensión del llamado "diálogo integral" en 2008.

El Gobierno indio pretende una nueva aproximación a Pakistán en las conversaciones, primero de bajo nivel, para tratar fundamentalmente la lucha antiterrorista, pero por el momento considera prematuro reanudar el proceso de diálogo.

El de Pune ha sido el primer gran atentado de signo no separatista que se registra en la India desde el asalto terrorista a Bombay.

Hasta ahora, las autoridades indias han detenido a dos sospechosos, según una fuente policial citada hoy por la agencia IANS, y no descartan la implicación de grupos de corte islamista, aunque no han señalado a una organización en concreto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad