Martes, 16 de Febrero de 2010

Droga para diabetes apesta, según doctores EEUU

Reuters ·16/02/2010 - 11:58h

La droga para la diabetes metformina apesta, literalmente, y esto podría explicar por qué muchos pacientes dejan de consumir esta medicina tan común en el tratamiento de la enfermedad, reportaron el lunes doctores estadounidenses.

Para algunas personas la droga huele a pescado o a medias sucias, lo que podría tener incidencia en los conocidos efectos colaterales de la droga, que pueden provocar náuseas, señalaron.

Pero el problema podría resolverse envolviendo las píldoras, así no huelen o liberar el olor en el estómago, donde puede ser eructado, escribieron en una carta en Annals of Internal Medicine.

"Nos preguntamos por qué esta reacción a la metformina no ha sido reportada previamente", escribieron el doctor Allen Pelletier del Medical College of Georgia y sus colegas en una carta a la publicación.

"Los pacientes pueden reportar que la metformina les causa náuseas pero luego no pueden explicar o distinguir esto como una reacción visceral al olor de la medicación".

Los especialistas describieron dos casos en detalle.

El primero había tomado la metformina de marca (Glucophage, realizado por Bristol-Myers Squibb) durante varias años antes de cambiarse a una versión genérica de la metformina, que se había negado a tomar.

"Reportó que olía como un 'pescado muerto' y le había causado náuseas", escribieron.

La versión genérica de liberación prolongada, cubierta para que se disuelva más lentamente, resolvió el problema.

Un segundo hombre rechazó tomar metformina nuevamente, incluso en fórmulas recubiertas, señalaron.

"Nuestros casos muestran que el olor distintivo de la metformina (independiente de otros, muy conocidos efectos adversos de la medicación) hace que los pacientes paren de tomar la droga", escribieron.

Los doctores pueden simplemente pensar que los pacientes están teniendo otros efectos colaterales como diarrea, náuseas y vómitos, flatulencias y dolor abdominal, pero el olor podría ser lo que los hace sentir enfermos, dijeron Pelletier y sus colegas.

"Pese a que la reacción al olor de la metformina no ha sido reportado en la literatura médica, cientos de comentarios en internet remarcaron el peculiar olor de la droga, que también es bien conocido entre los farmacéuticos", agregaron.

"La prueba de una cubierta de filme, una fórmula de liberación prolongada, podría ser un abordaje razonable en estos casos", indicaron.

Los doctores suelen luchar para persuadir a los pacientes que tomen sus drogas para la diabetes y esto podría ser una solución fácil, señalaron.