Martes, 16 de Febrero de 2010

AENA espera una Semana Santa sin problemas por parte de los controladores

EFE ·16/02/2010 - 12:23h

EFE - El presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, durante un encuentro con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) celebrado hoy en Madrid.

El presidente de AENA, Juan Lema, dijo hoy que no se espera que se produzcan problemas con los controladores durante la Semana Santa, porque "respetamos su profesionalidad", y "nos han anunciado que las medidas que piensan tomar son de carácter jurídico".

Lema, que acudió hoy a un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), añadió que si se adopta alguna otra medida por parte de los controladores que entren dentro de la "legalidad", la "respetaremos" y actuaremos en consecuencia.

No obstante, también avisó de que si las acciones que llevasen a cabo los controladores fuesen "de alguna forma ilegales", también se actuaría en consecuencia desde AENA, en virtud de las sanciones que prevé el real decreto ley aprobado el pasado 5 de febrero por el Consejo de Ministros.

Sobre la aplicación del decreto, Lema señaló que no ha habido desconfianza sobre el trabajo que desempeñan a diario los controladores, sino que se ha solucionado "una situación anómala".

Las negociaciones con este colectivo "están abiertas", dijo, y la semana que viene se iniciará la primera reunión de negociación del nuevo convenio, y destacó que "estamos abiertos a cualquier propuesta" pero siempre dentro del marco que cubra el nuevo decreto-ley.

Entre esos objetivos marcados por AENA se encuentran garantizar el derecho de los ciudadanos a poder volar sin sobresaltos; que las tasas se equiparen a la media de los cinco países más grandes de Europa, y que los salarios sean semejantes a los que se pagan en el continente.

Con estas actuaciones AENA espera ahorrar hasta 2012 unos 300 millones de euros, que provendrían de las tasas de aproximación aérea, unos 200 millones aproximadamente, y de las tasas de navegación, un 15 por ciento en dos años, unos 125 millones de euros de ahorro.