Martes, 16 de Febrero de 2010

Capturado el máximo comandante talibán en Pakistán

Reuters ·16/02/2010 - 11:13h

El comandante militar de mayor rango del movimiento talibán, el mulá Abdul Ghani Baradar, ha sido capturado en Pakistán, dijeron el martes responsables oficiales estadounidenses y paquistaníes, pero este paso puede no ser un golpe decisivo para un grupo que está ofreciendo una feroz resistencia a la ofensiva de la OTAN.

Los talibanes afganos negaron que el mulá hubiera sido capturado en una operación conjunta de agencias de espionaje paquistaníes y estadounidenses.

Washington espera que la captura debilite al menos temporalmente a la insurgencia talibán en Afganistán, donde los Marines estadounidenses encabezan la mayor de las ofensivas de la OTAN en el bastión extremista de Marjah, en el sur del país.

"La calificaría de significativa", dijo un responsable oficial estadounidense a Reuters bajo condición de anonimato. "Pero incluso cuando capturas a estos líderes, han mostrado una capacidad asombrosa para recomponerse. Es una organización que se adapta", añadió.

Un segundo responsable oficial estadounidense confirmó la captura.

Un responsable de seguridad paquistaní que no quiso ser identificado dijo a Reuters: "Sí, es verdad. Ha sido arrestado. Está bajo custodia", añadió.

Rechazó dar detalles y no fue posible contactar con portavoces del Ejército paquistaní y del Gobierno. El New York Times dijo que la captura se produjo en la ciudad portuaria paquistaní de Karachi.

"Un gran número de personas han huido de la operación de la OTAN en Afganistán y cruzado a Pakistán. Hemos capturado a muchos. Estamos investigándoles y ahora no podemos divulgar su identidad", dijo el Ministro del Interior paquistaní, Rehman Malik, preguntado sobre el arresto.

El papel de Pakistán puede suponer un nuevo nivel de cooperación contra los líderes talibanes que están tras la insurgencia en Afganistán. Pakistán ha resistido mucho tiempo las peticiones estadounidenses para que actuara de forma contundente.

"Continuamos buscando oportunidades para coordinar a través de la frontera", dijo el segundo responsable oficial estadounidense. "Apreciamos la ayuda que obtenemos", añadió.

IMPACTO POCO CLARO

Kamran Bojari, director regional de la firma de inteligencia global STRATFOR, dijo que el mulá Baradar era un ayudante clave del líder talibán, el mulá Omar, y una figura destacada en el consejo del grupo.

"No está claro que el arresto tenga un impacto importante en el campo de batalla", dijo. "Sospecho que los talibanes lo entregaron a los paquistaníes y estos a su vez a los estadounidenses a cambio de algunas concesiones sobre Afganistán e India", añadió.

Un portavoz talibán dijo que el mulá Baradar aún estaba en Afganistán activamente organizando las actividades militares y políticas del grupo.

"No ha sido capturado. Quieren extender este rumor simplemente para desviar la atención de la población por sus derrotas en Marjah, un terreno fértil para el extremismo y el cultivo de la amapola, que los países occidentales dicen que financia la insurgencia.

Algunas unidades de los Marines se han visto atrapadas en medio del fuego talibán, ataques de francotiradores y sabotajes, aunque un portavoz de los Marines dijo que estaban haciendo progresos constantes.

La ofensiva, una de las más grandes en la guerra de ocho años, es la primera prueba del plan del presidente Barack Obama de enviar 30.000 soldados extra a Afganistán, donde los talibanes han recuperado posiciones luego de que una invasión encabezada por Estados Unidos los derrocó en 2001.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad