Martes, 16 de Febrero de 2010

Cae una banda dirigida desde Lituania dedicada al robo y la venta de coches de lujo

EFE ·16/02/2010 - 11:09h

EFE - La Guardia Civil, en colaboración con otras policías europeas, ha desmantelado una organización dirigida desde Lituania dedicada al robo y comercialización de vehículos de alta gama. En la fotografía, llaves de los automóviles.

La Guardia Civil, junto a otras policías europeas, ha desmantelado una organización dirigida desde Lituania dedicada al robo y comercialización de vehículos de alta gama, en una operación en la se ha detenido a 22 personas, una de ellas en Almería, y se han recuperado 42 coches de lujo sustraídos en España.

Esta operación, denominada "Olivar", ha sido llevada a cabo en dos fases en España, Francia, Lituania y Reino Unido.

En la segunda fase de esta operación se ha arrestado en la Comunidad Valenciana a nueve personas de origen lituano -cuatro en Sueca-El Perelló, tres en Oliva y dos en la localidad alicantina de Guardamar del Segura-, así como otra en Níjar (Almería), y han sido recuperados diez vehículos de lujo.

La organización era dirigida desde Panavezys (Lituania) por el jefe de una importante organización criminal sobre el que pesaba una orden de detención europea por el secuestro y tortura de un empresario en ese país, según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Tras el robo y falsificación de los vehículos, éstos eran comercializados a través de Reino Unido a países del este de Europa y África.

La operación comenzó a finales de 2007 tras el análisis de la documentación intervenida en distintas operaciones efectuadas contra organizaciones dedicadas al robo, manipulación y comercialización de vehículos de alta gama.

Fruto de las investigaciones los agentes constataron la existencia de una organización especializada y activa que podía encontrarse asentada en las provincias de Almería, Alicante y Valencia.

A partir de ese momento los agentes consiguieron identificar a varios integrantes de la organización, a los que sometieron a una permanente vigilancia, que permitió ir identificando al resto de los miembros del grupo.

En la primera fase de la operación, desarrollada el pasado mes en Almería y Alicante, la Guardia Civil detuvo a doce personas (once lituanos y una rusa), desmantelando asimismo varios garajes y naves que eran utilizados para la falsificación de los vehículos sustraídos, de los que se recuperaron 32.

Fruto de la documentación intervenida en aquella primera fase los agentes localizaron otra célula de la misma organización asentada en Valencia y Alicante.

El "modus operandi" de la red era el siguiente: los miembros de la red se apropiaban de la documentación de vehículos que se encontraban estacionados en talleres y garajes y durante la noche sustraían coches estacionados en la vía pública con características coincidentes con los de la documentación sustraída.

Una vez trasladados los vehículos a garajes y naves de la organización, los falsificadores cambiaban los números de bastidor y tras ello eran trasladados por carretera hasta Francia, donde eran embarcados con destino a Reino Unido, desde donde los desviaban a países del Este de Europa.

El cabecilla de la red se desplazaba periódicamente desde Lituania hasta España para supervisar la actividad ilícita de sus hombres.

En los registros efectuados la Guardia Civil ha intervenido material electrónico para sustracción de vehículos, ganzúas, llaves falsas, material para falsificación de vehículos, placas de matrícula nacionales y extranjeras sin troquelar, pasaportes, documentos y permisos de conducir falsos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad