Martes, 16 de Febrero de 2010

Las mujeres marcan el inicio del nuevo período legislativo en Uruguay

EFE ·16/02/2010 - 04:42h

EFE - La diputada por el Frente Amplio Ivonne Pasada observa tras jurar su cargo como presidenta de la Cámara de Diputados en el Palacio Legislativo en Montevideo (Uruguay).

Las mujeres marcaron hoy el inicio de la 47 Legislatura en Uruguay después de que dos parlamentarias asumieran por primera vez en la historia la dirección de las dos cámaras, dominadas por el izquierdista Frente Amplio.

En la apertura de la legislatura, que se realizó en la sede de la Asamblea General en Montevideo, Ivonne Passada, abogada de 54 años, asumió la presidencia de la Cámara de Diputados para los próximos cinco años.

Mientras que Lucía Topolansky, de 65 años, asumió como responsable de la cámara alta, tras ser la más votada en las elecciones del 25 de octubre, aunque ocupará ese cargo sólo hasta el 1 de marzo, cuando Danilo Astori asuma como vicepresidente del país, ya que constitucionalmente debe ostentar la titularidad del Senado.

Ese mismo día Topolansky tendrá que tomar juramento e investir a su esposo, el ex guerrillero José Mujica, como presidente del país, un hecho también inédito en la historia uruguaya.

Topolansky, como su marido, es una ex integrante del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, guerrilla que combatió a varios Gobiernos constitucionales y a la dictadura militar en los años sesenta y setenta del siglo pasado.

Al igual que él pasó varios años de su vida en la cárcel por su pertenencia a ese grupo, que protagonizó secuestros, asaltos y asesinatos, y que fue duramente reprimido por las Policía y el Ejército.

Hoy, un cuarto de siglo después, pasó revista a las tropas que desfilaron en su honor frente al Parlamento entre los aplausos del resto de legisladores y de varios centenares de personas que se aproximaron a presenciar la ceremonia de instalación de las cámaras parlamentarias.

El acceso de dos mujeres a los puestos de mayor importancia del Poder Legislativo fue reconocida por casi todos los diputados y senadores que este lunes tomaron posesión de sus cargos.

Passada, que fue elegida por unanimidad por todos los diputados, incluidos los de los opositores Partido Nacional, Colorado e Independiente, también lo destacó en su discurso de apertura.

"Este es un día especial, no por una cuestión de género, sino porque se pagan deudas que la democracia le debe a nuestro pueblo", dijo.

En ese sentido, la abogada y sindicalista de 54 años pidió que su asunción y la de Topolansky fueran un homenaje para las mujeres trabajadoras del campo, las madres solteras, las afrodescendientes y "las que aún buscan a sus hijos desaparecidos", entre otras.

La representación femenina en el Parlamento de Uruguay es una de las más bajas de América, pese a que en esta legislatura su porcentaje pasó del 14 al 18 por ciento, dijo a Efe la diputada del Partido Nacional Verónica Alonso.

"La asunción de Topolansky y Passada es importante y nos alegra a todas, porque es una señal muy fuerte de que la mujer no necesita de cuotas para llegar a puestos de responsabilidad, que se logran por el esfuerzo personal", afirmó la diputada opositora.

Los 30 senadores, que serán 31 cuando asuma Astori, y 99 diputados uruguayos que comenzaron hoy sus funciones en el Legislativo fueron elegidos en las urnas el pasado 25 de octubre.

Gracias al 47,96% de los votos cosechados entonces, el izquierdista Frente Amplio, al que pertenece el actual presidente Tabaré Vázquez, mantendrá su mayoría en ambas cámaras: 16 de 30 asientos en el Senado (17 de 31 con el vicepresidente) y 50 de 99 en Diputados. En la cámara alta solamente 4 serán mujeres y en la baja 15.

El partido con mayor número de mujeres por diputado es el Colorado, el tercer grupo más votado en las últimas elecciones y que en 2004 perdió una hegemonía de casi 150 años en el poder. Le siguen el Frente Amplio y el conservador Partido Nacional, la segunda fuerza del país.

En el Senado el grupo oficialista es el único que tiene representación femenina.

Según datos legislativos, desde el restablecimiento de la democracia, en 1985, solamente 29 mujeres han llegado al Parlamento.

En 2009 fue aprobada una ley que obligó a los partidos a incluir al menos una mujer por cada dos hombres en las listas de los comicios internos de junio pasado. Está previsto que esta cuota se aplique también en las elecciones generales y locales en 2014.