Martes, 16 de Febrero de 2010

El conflicto salarial obliga a cambiar estadísticas oficiales

La polémica sobre el concepto "IPC previsto" altera los datos de Trabajo

BELÉN CARREÑO ·16/02/2010 - 08:00h

Sindicatos y patronal eliminaron el IPC previsto en los nuevos convenios. R.Sedano

El ministerio de Trabajo ha publicado la subida salarial recogida en los convenios colectivos revisados en enero de 2010, que se ha moderado drásticamente hasta un 1,62%. Sin embargo, el nuevo dato, mucho más acorde con los propósitos de contención del acuerdo que acaban de firmar patronal y sindicatos, tiene truco: Trabajo ha realizado una criba en los convenios que publica para aplacar las protestas de los agentes sociales, que se quejaban de que los datos no reflejaban la realidad.

La estadística sólo recoge ahora las subidas que se realicen "en función del IPC real interanual del año 2009 a 31 de diciembre, así como los pactados en función de lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el personal laboral de la Administración". El resto de las subidas salariales pactadas (la mayoría) sólo aparecerán cuando Trabajo conozca los "parámetros" exactos utilizados para la actualización.

Sólo se recogen los convenios que hayan subido con el IPC pasado

Con este cambio, más de la mitad de los trabajadores que revisaron su convenio en enero se quedaron fuera de la estadística oficial, según apuntan fuentes sindicales. Y lo mismo sus alzas salariales. La razón: que sus convenios plurianuales recogen que sus sueldos deben subir en enero "en línea con el IPC previsto", una fórmula que ya no existe.

Polémica sobre el IPC

La explicación viene de lejos. Las relaciones laborales de 2009 estuvieron bañadas por una polémica, casi esotérica, sobre la existencia o no de lo que se conocía como "IPC previsto". Bajo este concepto, patronal y sindicatos, e implícitamente el Gobierno, habían aceptado durante siete años que el "IPC previsto" era el 2%, en línea con el objetivo de inflación del Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, la inesperada desinflación que registraron los precios en España a lo largo de 2009 puso en cuestión esta referencia como válida y, de hecho, la posibilidad de su propia existencia.

Los agentes sociales dicen que las alzas publicadas en2009 no son reales

La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, reiteró hasta la extenuación que el Gobierno no tiene una previsión de inflación y el BCE especificó que su objetivo es que los precios suban un 2% anual "o menos", lo cual desbarataba la principal premisa sobre la que hasta ahora se venían redactando los convenios colectivos, que recogían que los salarios subieran en línea con este concepto.

La discrepancia sobre la referencia llevó a que se rompieran las negociaciones entre patronal y sindicatos, y a lo largo de 2009 decenas de trabajadores demandaron a sus empresas por no aplicar una subida del 2%, que identificaban con la previsión de inflación.

En el nuevo acuerdo de convenios para los próximos tres años, se destierra esta fórmula y se fijan cifras exactas de subidas (para 2010, hasta un 1%). Además, recomienda a los comités de empresa que tienen que revisar convenios plurianuales que aún contiene la expresión de "IPC previsto", que la sustituyan por un porcentaje en línea con lo pactado para este año.

Esta recomendación no se cumplirá en todos los casos, y en algunos la subida real no se conocerá hasta semanas después de firmar el acuerdo, por lo que Trabajo ha accedido a esperar a tener estos datos definitivos para recoger las alzas en sus estadísticas.

Según los sindicatos, las subidas que el ministerio de Corbacho recogió el año pasado dan por asumido que allí donde se decía "IPC previsto" se subió un 2% el salario, y en muchos casos no fue así, por lo que las cifras publicadas eran superiores a las efectivas, algo que Trabajo quiere evitar con el nuevo sistema.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad