Martes, 16 de Febrero de 2010

Crónica negra desde las barricadas

Dennis Lehane narra en su novela 'Cualquier otro día' la huelga de la policía de Boston en 1919

PAULA CORROTO ·16/02/2010 - 08:15h

Lehane representa la nueva novela negra de EEUU. AFP

El Boston que retrata Dennis Lehane (Dorchester, EEUU, 1966) en sus libros poco tiene que ver con esa imagen de la ciudad más europea de EEUU. No hay calles inmaculadas ni recoletos balcones. Los sucios cuchitriles, los antros donde se bebe hasta el amanecer, el crimen y la ambigüedad moral de sus personajes dominan las páginas de sus nueve novelas. También la mirada hacia el héroe marginal. De ahí que Lehane, que ha sido guionista de la serie de televisión The Wire, esté considerado junto a otros escritores como Richard Price, George Pelecanos y Lee Child, uno de los exponentes de la nueva novela negra norteamericana.

Precisamente su último libro, Cualquier otro día (RBA), que acaba de llegar a las librerías españolas, ha sido reseñado por la crítica de EEUU como su gran novela americana. La historia es una mezcla de noir, romance, drama y reflejo de problemas sociales como la falta de derechos civiles y la segregación racial. Todo hilvanado a través de la huelga que llevó a cabo la policía de Boston en 1919 y que destapó a un país en el que también hubo comunistas, anarquistas y socialistas deseosos de llevar a EEUU por un camino alejado del capitalismo y de la efigie imperial del Tío Sam.

"Entonces, como ahora, el Gobierno también pisoteaba los derechos civiles"

Músculo y épica

"Quería escribir un relato épico. El sujeto es el que dicta la forma de una novela. Además, mi trabajo consiste en contar una historia de la forma más irresistible que pueda", cuenta el escritor a Público.

Y lo consigue. Su estilo es puro músculo. Es ágil, rápido. Sus personajes tampoco dan respiro. Muchos de sus lectores ya han caído rendidos a la pareja de detectives Angela Gennaro y Patrick Kenzie, protagonistas de seis de sus novelas y pura explosión de adrenalina. En Cualquier otro día, un policía, un jugador de béisbol y un criado negro que huye de un baño de sangre, son, con su bipolaridad moral, los encargados de mantener al lector en vilo.

Martin Scorsese ha llevado al cine su novela Shutter island

"Me gusta investigar las zonas más oscuras del comportamiento humano. Desde el principio de los tiempos el hombre ha sido estúpido, vicioso, mezquino y propuesto a destruir a todo aquel que no estuviera de acuerdo con él. Paradójicamente, el hombre también es autor de la preservación del conocimiento y de Hamlet. Somos una especie fascinante y frustrante a la vez", señala Lehane. Esta ambivalencia también reside en los guiones de The wire.

No hay cinismo en sus novelas. Lo suyo es meter el dedo en la llaga. De ahí que juegue a los paralelismos entre aquellos años veinte de su último libro y la época actual. "Entonces, como ahora, el país se involucró en una guerra impopular. Y para unificar un sentimiento nacional, el gobierno pisoteó los derechos civiles", sostiene el escritor, quien a pesar del contenido de sus libros afirma no criticar a los EEUU.

El escritor se ha convertido en uno de los autores de moda en Hollywood. Martin Scorsese acaba de adaptar Shutter Island la película se estrena el viernese_SEnD pero ya antes Clint Eastwood llevó al cine Mystic River y Ben Aflleck, Gone baby gone (Adiós, pequeña, adiós). Él no le da importancia. "Soy el sabor del mes, como dicen ellos", manifiesta. Eso sí, para la adaptación de Cualquier otro día (la productora Columbia ya ha comprado los derechos) se ha guardado un puesto en la producción.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad