Martes, 16 de Febrero de 2010

La violencia tiñe la campaña electoral colombiana

Las FARC matan a cinco personas en la emboscada contra un candidato

ANTONIO ALBIÑANA ·16/02/2010 - 01:00h

El candidato asaltado el domingo, José Alberto Pérez Restrepo. - EFE

La violencia y el chantaje político amenazan una vez más la libertad de los colombianos ante las próximas elecciones legislativas del 14 de marzo. El domingo, las FARC tendieron una emboscada al candidato a gobernador de la región del Guaviare, José Alberto Pérez Restrepo, matando a cinco de sus acompañantes entre ellos, algunos escoltas e hiriendo a cuatro, incluido el propio candidato conservador en una pierna.

La caravana de Pérez Restrepo, que aspira a ser elegido tras el encarcelamiento del actual gobernador Óscar López, fue detenida a plena luz el día en una zona próxima a la selva. Los guerrilleros, dispuestos a secuestrar al candidato, dispararon contra la comitiva hasta que llegó una brigada móvil del Ejército, alertada por el tiroteo.

Desde el hospital, donde se recupera, Pérez Restrepo aseguró que continuará en campaña porque "la democracia no se puede parar, sería como mostrar que la subversión ha ganado un espacio".

Coacción al voto

La última acción de la guerrilla de las FARC supone un serio revés en la política de "seguridad democrática", buque insignia del presidente Álvaro Uribe para su pretendida reelección. Pero las FARC no son la única amenaza a la salud democrática colombiana. La Misión Internacional de Observación Electoral (MIOE) advirtió ayer de que los candidatos de la coalición gubernamental utilizan los subsidios para coaccionar el voto.

Los partidos del Gobierno usan los subsidios para coaccionar el voto

"Llegan a los barrios pobres y le dicen a la gente que si no votan por el partido del Gobierno, se puede acabar con los subsidios, y como muchos viven con estos subsidios, es una amenaza que no es justa y que tiene mucho impacto", declaró la directora de la ONG Programa de las Américas para el Centro de Política Internacional, Laura Carlsen.

El documentado presentado por la MIOE expresa también la preocupación por los asesinatos colectivos y la persecución de líderes comunitarios, y resalta que el miedo está presente en todas las esferas de la sociedad colombiana.

Violencia maquillada

En este sentido, Gimena Sánchez, de la ONG estadounidense Wola, puso como ejemplo el caso del valle del Cauca, donde han desaparecido personas para reducir los índices de homicidio y sacarlos así de las estadísticas de violencia electoral.

Un informe advierte de la persecución de líderes y asesinatos selectivos

El Ejército ha invitado a los guerrilleros a abandonar las armas, pero el fin de semana las FARC volvieron a dar una respuesta negativa a su oferta de diálogo. "Con toda sinceridad, sin odios ni resentimientos y con el respeto que todo revolucionario profesa por sus adversarios, le respondo: no, muchas gracias, general (). No vamos a desistir después de 40 años de lucha ni a aceptar una falsa paz", dijo en un comunicado el jefe militar de la guerrilla, Jorge Briceño, alias Mono Jojoy.

La acción y la carta de las FARC se han producido simultáneamente al anuncio hecho por la senadora liberal Piedad Córdoba, mediadora con la guerrilla para la liberación de secuestrados: en breve serán puestos en libertad los rehenes más antiguos en poder de la guerrilla, el cabo José Daniel Calvo y el sargento Pablo Emilio Moncayo, que llevan más de diez años en poder de las FARC.