Lunes, 15 de Febrero de 2010

Al menos 18 muertos en un choque de trenes en Bélgica

Reuters ·15/02/2010 - 16:54h

Dos trenes chocaron de frente cerca de Bruselas el lunes por la mañana en plena hora punta y al menos 18 personas han muerto.

Los trenes de pasajeros colisionaron mientras estaba nevando en la población de Buizingen, cerca de Halle, unos 15 kilómetros al sudoeste de la capital de Bélgica, lo que provocó la cancelación de los servicios hacia Francia y Reino Unido.

Algunos pasajeros seguían atrapados dentro de los hierros y los escombros, en medio de temperaturas bajo cero, cuando habían pasado varias horas del accidente, que ocurrió a alrededor de las 8:30 hora local (07:30 GMT).

La provincia de Flemish Brabant, que incluye a la ciudad de Halle, dijo que la cantidad oficial de muertos ascendía a 18 personas, 15 hombres y tres mujeres. Este apunta a ser el accidente ferroviario más letal en Bélgica desde un descarrilamiento en 1974 que dejó 18 fallecidos.

"La cifra de muertos podría aún aumentar un poco", dijo un responsable provincial.

El gobernador provincial Lodewijk De Witte dijo en una conferencia de prensa que uno de los trenes, que hacía un servicio local desde Leuven, se pasó una luz roja y se estrelló contra un tren expreso que iba en dirección a Liege con unos 10 minutos de retraso.

El operador ferroviario SNCB dijo que es muy pronto para especular sobre la causa del accidente. Precisó que de 250 a 300 personas viajaban en ambos trenes en el momento de la colisión.

VAGONES EMPOTRADOS

Los dos trenes quedaron empotrados uno contra el otro, con sus frontales suspendidos en el aire. El cableado eléctrico quedó gravemente dañado.

Los heridos fueron trasladados a 14 hospitales diferentes de Bruselas y en las cercanías de la capital belga.

"Los dos primeros vagones quedaron completamente destrozados", dijo Hambaoui Mounir, de 37 años. "Yo iba en el vagón justo de detrás. El tren se cayó hacia un lado, los pasajeros cayeron unos encima de otros, no había aire y las mujeres y los niños gritaban", contó.

El primer ministro Yves Leterme, interrumpiendo una breve visita a los Balcanes, dijo que estaba asombrado por el accidente, que ocurrió menos de tres semanas después de una explosión de gas en un bloque residencial en Liege que causó 14 muertos.

Varios servicios ferroviarios, incluida la línea de alta velocidad entre Bruselas y París y el tren Eurostar desde Bruselas a Reino Unido a través del Eurotúnel, fueron suspendidos.