Sábado, 29 de Septiembre de 2007

Semana exultante en las bolsas de Asia por las especulaciones de una nueva bajada de tipos en EEUU

Agencia EFE ·29/09/2007 - 10:24h

Agencia EFE - En la imagen de archivo, un hombre y su hija observan el panel del mercado de valores de Shangai, China. EFE

Las bolsas asiáticas protagonizaron una semana exultante de subidas generalizadas por la atenuación de la crisis hipotecaria internacional y las especulaciones sobre una nueva bajada de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

Ante la publicación de los últimos datos macroeconómicos de Estados Unidos -la fuerte caída del precio de la vivienda y la débil confianza de los consumidores-, la mayoría de los analistas en Asia se inclinó por señalar que la autoridad monetaria estadounidense se verá obligada a reducir de nuevo el precio del dinero en su próxima reunión, prevista para el 31 de octubre.

Esto, según los expertos, provocaría un nuevo flujo de dinero proveniente de la primera economía del mundo y que, según sus apuestas, se dirigiría a Asia, por ser la región del mundo con un mayor ritmo de crecimiento y un mayor potencial.

Una muestra del sentimiento positivo que invadió los parqués asiáticos es el índice Capital International Asia-Pacific de Morgan Stanley, un selectivo que toma el pulso a la región, que sumó un 4,8 por ciento en estas últimas cinco sesiones bursátiles, hasta alcanzar los 163,25 puntos.

Hong Kong, la segunda mayor bolsa de la región, fue la plaza que obtuvo mejores resultados en esta semana, ya que los tipos de interés de esta Región Administrativa Especial de China siguen fielmente la evolución de los tipos en Estados Unidos porque la moneda local tiene un tipo de cambio fijo con respecto al dólar estadounidense.

En concreto, el índice Hang Seng, el principal selectivo de este parqué, se encaramó por primera vez por encima de la barrera de los 27.000 enteros y el viernes cerraba en los 27.142,47 puntos tras haber crecido un 5,02 por ciento durante la semana.

Además, la capitalización total de este mercado financiero superó por primera vez en su historia los 20 billones de dólares de Hong Kong, unos 2,6 billones de dólares.

La Bolsa de Hong Kong se vio también afectada positivamente por las informaciones de que el Gobierno de Pekín podría eliminar parte de las restricciones que limitan las inversiones de los ciudadanos de China continental en la ex colonia británica, muy restringidas hasta el momento.

Japón, el principal parqué de la región, vivió una semana de optimismo moderado, matizado por factores económicos y políticos de índole interna, y terminó estos últimos cinco días de cotizaciones con su principal selectivo, el índice Nikkei, con un alza del 2,9 por ciento, situándose en las 16.785,69 unidades.

No obstante, este indicador del parqué tokiota no ha conseguido aún recuperar los niveles a los que se encontraba cuando se destapó la crisis hipotecaria internacional originada en Estados Unidos.

El mercado de la ciudad estado de Singapur también vivió una semana de fuertes crecidas y su principal selectivo, el índice Strait Times, ganó un 4,63 por ciento, para cerrar el viernes en los 3.706,23 puntos.

La Bolsa de Corea del Sur experimentó por su parte una de las subidas más tibias de la región Asia-Pacífico, ya que permaneció cerrada tres días por fiesta nacional.

El índice Kospi, su selectivo de referencia, ganó un 1,42 por ciento, hasta las 1.946,48 unidades, avanzando de forma firme hacia las posiciones de máximos que obtuvo el pasado agosto, cuando llegó a romper la barrera de los 2.000 enteros.

La Bolsa de Filipinas fue otra de las grandes beneficiadas de la semana y su principal indicador bursátil, el PSE, avanzó un 4,35 por ciento, para concluir su escalada ayer en los 3.572,90 enteros, mientras que el selectivo de la plaza de Jakarta ganó un 1,02 por ciento y concluyó sus avances semanales en los 2.359,21 puntos.