Lunes, 15 de Febrero de 2010

La muerte de Kumaritashvili planteó la cancelación de la prueba

Reuters ·15/02/2010 - 13:01h

La Federación Internacional de Luge (FIL) consideró cancelar sus competiciones tras el accidente fatal del viernes en los Juegos Olímpicos Vancouver 2010, dijo el domingo su secretario general, Svein Romstad.

"Hablamos de cancelar la competición, hablamos con todos los jefes de equipos y pienso que el consenso general fue seguir adelante", dijo el domingo Romstad a Reuters.

La víspera de la competición del fin de semana en el Whistler Sliding Center estuvo empañada por el horrible accidente que se cobró la vida del georgiano Nodar Kumaritashvili.

Desde ese momento, creció el debate sobre la seguridad de la pista, reconocida como la más rápida del mundo, y por la gestión de la tragedia que hicieron la FIL y el comité organizador de Vancouver.

Ambas organizaciones mantienen que la pista de Whistler es segura, pese a que posteriormente el trazado sufrió alteraciones en la decimosexta curva, conocida como Thunderbird.

La FIL decidió que un error humano era la causa exclusiva del accidente.

"Él cometió un error", dijo Romstad. "El mismo día Armin Zoeggeler, que hoy ganó la medalla de bronce y es bicampeón olímpico, también cometió un error y chocó", agregó.

"Creo que es muy importante resaltar que Nodar era un atleta muy bueno. Pienso que le pudo haber sucedido a cualquier atleta. Sólo fueron las circunstancias", explicó.

"No hemos tenido una fatalidad en este deporte durante 35 años (...) cualquier muerte es inaceptable", agregó.

Una vela, unas pocas flores y una foto de Kumaritashvili señalaban el domingo el lugar de su muerte. A la salida de la curva final de la pista, a la que se llega a una velocidad de 140 kilómetros por hora, ahora hay instalados paneles de madera.