Lunes, 15 de Febrero de 2010

EEUU dice que logra progresos sostenidos en Afganistán

Reuters ·15/02/2010 - 12:25h

Los marines de Estados Unidos están logrando progresos estables en una de las mayores ofensivas de la OTAN en Afganistán desde que comenzó la guerra en 2001, aunque la zona plagada de bombas dificulta las tareas, dijo el lunes un portavoz.

El ataque es la primera prueba para el plan del presidente estadounidense, Barack Obama, de enviar 30.000 soldados más para contener a los insurgentes antes de que las fuerzas de Estados Unidos comiencen su retirada en 2011.

"Estamos logrando progresos estables, a pesar de que hay que ser muy metódico en la detección y la limpieza de las rutas en una zona saturada de IEDs (artefactos explosivos improvisados)", dijo el capitán Abraham Sipe, a Reuters, en un correo electrónico, y agregó que no se informaría sobre la cantidad de integristas capturados o asesinados.

Las autoridades afganas dijeron el domingo que hasta 35 extremistas habían muerto en el primero de dos días de enfrentamientos.

"En varias partes de Marjah hemos visto muy poca oposición. Hay zonas en que los marines se han enfrentado con una fuerte resistencia, pero están logrando un progreso estable en ese área", dijo Sipe.

Responsables oficiales afganos dijeron que hubo enfrentamientos.

"Anoche hubo enfrentamientos y todavía hay algunos choques en Marjah. El enemigo ha sufrido bajas", dijo Ghulam Mahaiudin Ghori, miembro de alto rango del Ejército afgano, en Helmand.

PROGRESO TEMPRANO

Gran parte del éxito de la operación en la provincia de Helmand depende de si la nueva administración se gana la confianza de la población local y de que las tropas afganas sean lo suficientemente eficaces como para evitar que los talibanes regresen.

La credibilidad de la OTAN y del Gobierno afgano dependen de una cifra limitada de víctimas civiles, especialmente desde que los comandantes de la OTAN indicaran a los residentes que se quedaran en sus casas durante la ofensiva, que podría durar varias semanas.

El gobernador de la provincia de Helmand, Gulab Mangal, dijo que tres potenciales agresores suicidas fueron asesinados el domingo cuando intentaban inmolarse frente a los soldados, una señal del peligro de combatir contra un enemigo fuerte e impredecible.

"La situación momento a momento avanza como el Gobierno lo esperaba. Las fuerzas están extendiendo su avanzada desde los sitios que han sido capturados y la operación prosigue de manera exitosa", dijo el responsable en una conferencia de prensa.

Misiles de la OTAN mataron el domingo a 12 civiles en el segundo día de la ofensiva diseñada para imponer a la autoridad afgana en uno de los últimos bastiones talibanes en la provincia más violenta del país.

La ofensiva ha sido anticipada durante semanas para persuadir a los combatientes talibanes de que abandonen la zona para que el área sea recapturada con la menor pérdida de vidas civiles que sea posible, con la esperanza de que las casi 100.000 personas que viven allí le den la bienvenida a la administración afgana.

Mientras, los militares estadounidenses están presionados para entregar resultados a tiempo de empezar la retirada de tropas en 2011.

Marjah ha sido un semillero de insurgentes y un lugar de cultivo de opio, que los países de Occidente alegan que ayuda a financiar a la insurgencia.