Lunes, 15 de Febrero de 2010

Dos activistas de Greenpeace juzgados por robar carne de ballena

Los activistas japoneses trataban de demostrar el comercio ilegal de la carne de este cetáceo

EFE ·15/02/2010 - 08:07h

Dos activistas japoneses de la asociación ecologista Greenpeace se declararon hoy inocentes al inicio del juicio al que son sometidos en Aomori (noreste de Japón) por robar carne de ballena. Se enfrentan a una posible pena de hasta 10 años de prisión.

El suceso ocurrió en abril de 2008, cuando Junichi Sato, coordinador de Greenpeace Japón, y Toru Suzuki se apoderaron de una caja con 23 kilos de carne de ese cetáceo cazado por el ballenero Nissin Maru, con la intención de demostrar su venta ilegal.

La carne de ballena, valorada en 59.000 yenes (485 euros), estaba en un almacén de la compañía transportista Seino Transportation en Aomori y, según los fiscales, iba a ser enviada a la tripulación del Nissin Maru como regalo.

Greenpeace pretendía demostrar que esa carne de ballena, que teóricamente es cazada por los barcos japoneses con objetivos científicos, es realmente utilizada para el consumo y no con una finalidad de investigación.

Durante la primera audiencia de su juicio en Aomori, Sato se declaró inocente de los cargos de robo y de traspasar una propiedad privada sin permiso.

"Se trató de un intento de hacer pública la venta ilegal de carne de ballena y la carne no fue obtenida para consumo privado ni para la reventa", indicó Sato, de 33 años.

Sato y Suzuki mantienen que actuaron de esa forma con el objetivo de acusar a 12 tripulantes del ballenero Nisshin Maru de contrabando de carne de ballena, tras la campaña de caza de esos cetáceos en el Océano Antártico patrocinada por el Gobierno japonés.

Greenpeace asegura que "Los dos de Tokio", como llama a sus activistas, fueron retenidos bajo custodia policial durante 23 días después de ser detenidos y afrontan la posibilidad de ser condenados hasta a 10 años de cárcel.