Lunes, 15 de Febrero de 2010

"Soy cómica, pero no tengo el don de contar chistes"

Antena 3 estrena esta noche El Club del chiste, presentado por Anabel Alonso

REBECA FERNÁNDEZ ·15/02/2010 - 08:30h

EFE - Alonso reconoce que se toma la vida con humor.

Antena 3 quiere que desde esta noche la cena de los espectadores vaya acompañada de una buena ración de humor con El club del chiste (21.45 horas). Este programa trata de renovar el chiste a través de un formato moderno que mezcla los monólogos con pequeñas escenas de ficción. La conductora de este club tan peculiar es la actriz Anabel Alonso, que aunque se reconoce como una intérprete curtida en la comedia, confiesa no ser muy ducha en el arte de contar chistes.

¿Cómo describiría esta nueva aventura televisiva?

Es una golosina, porque es un programa de humor de 25 minutos, una píldora que hará que la gente se quede con ganas de más. También hay ficción y cuenta con la participación de actores invitados. Además, me permite aunar la interpretación con la presentación, que siempre me ha gustado mucho.

¿Qué Anabel vamos a veren este programa?

Hago un personaje distinto a los que me han dado en los últimos años, que eran más ingenuos. Esta Anabel tiene más sorna y mala leche.

¿Qué tal se le da contar chistes?

Yo no los cuento, presento, cosa que me ha salvado, porque debo reconocer que seré cómica, pero no tengo el don de contar chistes. Se los dejo a los profesionales

¿Y a usted qué le hace reír?

De verdad que me cuesta mucho, y lo único que me provoca la carcajada son los niños y los animales. Indudablemente una buena comedia también me hace reír.

¿Pero se toma la vida con humor?

Absolutamente. Todo el mundo tiene problemas, pero cuando te tomas la vida con humor, aunque no los soluciones, los encaras de otra manera y seguro que tienes más posibilidades de solventarlos. El problema existe, pero se hace mucho menor. Cuando uno se deja achantar o apesadumbrar es como bajar los brazos.

¿Es de lágrima fácil?

Yo lloro muchísimo con cualquier cosa que me pongas, por ejemplo, con "El vuelve a casa por navidad".

¿Se siente más cómoda en la comedia que en el drama?

El 95% de mi carrera ha sido comedia. Me encuentro muy cómoda y creo que lo bueno de este trabajo es que nunca paras de aprender. Yo no me arredro, me atrevo con las cosas y quiero hacer drama. Ya llegará, y si no llega, tampoco es algo que me preocupe.

¿No tiene ningún pudor?

No, ya me dirá el que está delante "nena, para esto no vales". Pero de entrada yo voy para adelante, e intento dar lo mejor de mí en cada proyecto. Creo que la cosa es atreverse y probarte a ti misma.

¿Hay algún tipo de programa que no haría?

He de reconocer que corazón no haría, porque si no quiero que digan de mí, yo no diré nunca de los demás. Lo que no me gusta son los programas que hacen ver que van de un palo pero que luego van de otro, porque creo que en televisión lo que hay que hacer es ser honesto.

Compatibiliza la tele con el teatro. Se pasa el día haciendo humor...

Sí, estoy en La Latina [con la obra Sexos]. Hago reír desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche. Hay algo paradójico y es que cuando la gente me conoce, lo primero que hace es sonreír de oreja a oreja y es muy agradable, pero hay veces que están esperando todo el rato que estés con el personaje a cuestas. Y yo digo, "No señora, hoy tengo mal día, es como si usted fuera fontanero y estuviera de guardia las 24 horas". Pero, en general, es más gratificante que otra cosa.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad