Lunes, 15 de Febrero de 2010

"No hemos tenido problemas con nadie"

Aicha y Latifa son vecinas, en un conjunto de cinco chabolas en San Agustín, una pedanía de El Ejido

DIEGO SANZ PARATCHA ·15/02/2010 - 08:15h

Aicha y Latifa son vecinas, en un conjunto de cinco chabolas en San Agustín, una pedanía de El Ejido. Aunque llevan tres años viviendo en la zona, no saben lo que ocurrió hace una década. "Aquí nunca hemos tenido ningún problema con nadie", aseguran. "La Guardia Civil nos trata con respeto. Lo único malo es que nos falta el trabajo", destacan, a las puertas de unas chabolas construidas junto al muro de un depósito de agua. Ninguna de las dos habla ni entiende el español.

Como muchas mujeres marroquís, Aicha llegó a España con un contrato para trabajar seis meses en la recogida de la fresa, en Huelva. Sólo la emplearon un mes, y además el empresario le descontó de la nómina el coste del pasaje a España. En El Ejido, sólo ha pasado tres meses bajo los plásticos. Un problema común: de los 17 habitantes que tenía el asentamiento, seis han abandonado la zona por falta de empleo.

Ayuda de Cruz Roja

Ambas sobreviven con la ayuda de Cruz Roja, que les reparte comida y ropa cada 15 días. A Latifa, que lleva un año sin trabajar, también le ayudan los escasos jornales de su pareja, con quien comparte habitación en una chabola. Ahora necesita renovar su certificado de empadronamiento para poder presentar los papeles. Su casero le pide 200 euros por su firma, el equivalente a seis días de trabajo.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad