Lunes, 15 de Febrero de 2010

Los empresarios se unen para defender el país

La incertidumbre obliga a los grandes ejecutivos a pronunciarse

A. T. / S. R. A. / V. Z. ·15/02/2010 - 08:15h

Parque empresarial Cuatro Torres de Madrid. R. Sedano

Jueves, 4 de febrero. El dinero huyó de la bolsa española. Las grandes compañías del país, que por muy multinacionales que sean siguen generando buena parte de sus ingresos en España, vieron cómo el miedo y la especulación les quitaban un buen pellizco de su valor. Hacía ya semanas que salir a vender deuda de firmas españolas a los mercados internacionales exigía más tiempo explicando la situación macroeconómica de España que la de la compañía. Las empresas percibían inquietud en los inversores. Pero lo del jueves era más que incertidumbre general; la caída parecía no encontrar fondo. Pocos empresarios se abonaron a la teoría de la conspiración contra España pero, fuera por una razón u otra, tuvieron cla-ro que había que hacer algo.

En cuestión de horas, los presidentes de las dos mayores compañías españolas, Santander y Telefónica, abandonaron su habitual discreción para afearle la conducta a quien atacaba, de palabra o de obra, la economía española. "Comparar España con Grecia es como comparar al Real Madrid y al Alcoyano", disparó Emilio Botín. "No tiene sentido. Somos fuertes y sólidos".

Los directivos coinciden en que queda mucho por hacer en imagen

César Alierta fue aún más contundente: "Lo que ha ocurrido es obra de cortistas [inversores que basan su ganancia en apostar por la caída de un valor], en un momento en que todos se han concentrado en el ataque a la bolsa española. Los datos de las compañías siempre se imponen y las aguas volverán a su cauce".

Nadie habla en voz alta de que estas declaraciones fueran producto de un pacto explícito entre el empresariado y el Gobierno. La Moncloa ya trató de impulsar una gran agencia para promocionar la marca del país pero no cuajó, porque los diversos ministros implicados "no querían ceder poder", señalan ejecutivos consultados. Además, "lo que se nos podría pedir ya lo hacemos", añade un gran empresario, "porque cada vez que salimos a hacer presentaciones, promocionamos España". En lo que coinciden unos cuantos empresarios es en que hay mucho por hacer en cuestión de imagen. "Tenemos un problema de explicación de cómo vamos a bajar el déficit; es difícil hacerlo sin meterle mano al gasto corriente", dice un empresario. Algo se ha avanzado, en opinión de otro alto directivo: "Salgado ha hecho más en los últimos seis días que en seis meses".

En lo que el Gobierno no ha encontrado respaldo de los empresarios es en el discurso de que existe una conjura ideológica contra el euro. Según dijo el pasado lunes el ministro de Fomento, José Blanco, "especuladores financieros" quieren evitar que se aumente el control de los mercados "para poder seguir haciendo de las suyas" como antes de la crisis.

"Salgado ha hecho más en los últimos seis días que en seis meses"

Uno de los más explícitos en rechazar esa idea fue el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca), Juan Ramón Quintás. "No imagino una conspiración de gente reunida en una sala, pero lo que está claro es que quienes especulan en el sentido neutro de la palabra, los bróker, atacan siempre a las monedas que están mas débiles", puntualizó, y añadió: "Atacan al que creen que va a caer. Eso ha ocurrido siempre".

Noticias Relacionadas