Domingo, 14 de Febrero de 2010

IU pide al Gobierno que acabe con las 'cláusulas suelo' que encarecen las hipotecas

Los bancos incluyen estas coletillas para evitar que el consumidor se beneficie de las bajadas del Euribor

JESÚS MORENO ·14/02/2010 - 14:26h

ÁNGEL NAVARRETE - El coordinador federal de IU, Cayo Lara, y el portavoz en el Congreso, Gaspar Llamazares.

IU se ha decidido a acabar con las cláusulas que la mayoría de los bancos incluyen para impedir que sus clientes se beneficien de las bajadas de los tipos de interés: son las llamadas cláusulas suelo.

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, registrará mañana una proposición no de ley para que el Gobierno ponga fin a esta práctica que impide a los consumidores beneficiarse de la bajada del Euribor (tipo de referencia para establecer el precio de las hipotecas), y beneficiarse así del abaratamiento de sus créditos hipotecarios.

En concreto, esta iniciativa instará al Ejecutivo a "tomar las medidas oportunas para proteger a los usuarios que han suscrito o piensan suscribir hipotecas, eliminado las cláusulas suelo", asegura IU.

Esta práctica beneficia de manera "abusiva" a algunas entidades

A juicio de la coalición, esta práctica provoca que algunas entidades bancarias encarezcan de forma artificial algunas de las hipotecas que conceden. Así, IU pretende acabar con una práctica que, a su parecer, "beneficia de forma abusiva a algunas entidades financieras", y advierte de que el Banco de España está permitiendo sin control el establecimiento de estas cláusulas.

La estrategia de negocio de numerosos bancos ha sido beneficiarse de la subida sin límites que llegó a tener el Euribor en tiempos de bonanza económica (antes de la crisis llegó a superar el 5%), e imponer en las hipotecas cláusulas que impidan abaratarla ahora que el índice está en mínimos históricos (1,22%). De esta forma, la banca siempre gana.

La mitad de las hipotecas contienen estas cláusulas

La coalición llevará a cabo esta iniciativa tras haber constatado junto con diversos estudios de asociaciones de consumidores, entre los que figura uno de Facua, que más de la mitad de las hipotecas "tienen 'cláusulas suelo' que impiden que el consumidor se beneficie totalmente de las bajadas del Euribor. Estas cláusulas pueden llegar a situarse hasta en el 5%".

"Los bancos no tienen ningún interés en asesorar a sus clientes", denuncia Llamazares

En este sentido, la iniciativa firmada por Gaspar Llamazares exigirá al Gobierno que tome medidas de forma rápida porque, en su opinión, "la mayoría de los clientes no siempre son conscientes de lo que suscriben en materia financiera y los bancos no tienen interés alguno en asesorarlos para que adopten decisiones económicamente racionales comparando distintas ofertas".

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay entidades bancarias que tienen como práctica habitual establecer estos límites por abajo en los tipos de interés -y señala directamente al "Banco Pastor y al Banco Popular", entre otras-, pero advierte de que se está convirtiendo en una práctica habitual.

La OCU advierte de su importancia y pone un ejemplo: "Con un préstamo con un capital pendiente de 150.000 euros, un plazo pendiente de 20 años, revisable con Euribor (1,664% en junio) más 0,5%, pero con un límite a la baja del 3,5%, pagaría una cuota de 870 euros mensuales, mientras que por el mismo préstamo, sin límite, pagaría 769. Esto supone una diferencia de más de 100 euros al mes: la friolera de más de 1.200 euros en un año.

Izquierda Unida aduce que "con la inclusión de cláusulas limitativas del tipo de interés  ni se garantiza el justo equilibrio de las contraprestaciones, ni se acredita claramente que los clientes son conscientes del contenido de lo que están suscribiendo". Una "mala práctica bancaria que, a partir de mañana, estará en el tejado de La Moncloa, siendo el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero el que tendrá que decidir.

Consejos de OCU contra las cláusulas suelo

> Lo primero que debe hacer es acudir a su entidad para intentar negociar la no aplicación de la cláusula.

> Si la entidad se niega y el perjuicio que sufre es elevado porque el tope de bajada sea muy alto (hay contratos con límites del 3,5% o incluso superiores),intente cambiar el préstamo a otra entidad, realizando una subrogación en la que se elimine dicha cláusula.

> Por último tenga en cuenta que si en algún momento un tribunal declarara que esa cláusula es abusiva, podría solicitar la devolución de los intereses cobrados en exceso por su aplicación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad