Domingo, 14 de Febrero de 2010

Nadie duda de que España es el mejor sitio para Mobile World Congress, según Francisco Ros

EFE ·14/02/2010 - 11:13h

EFE - El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros. EFE/Archivo

El Mobile World Congress que comienza mañana en Barcelona "se ha consolidado como la gran feria de los móviles a nivel mundial y nadie duda de que España es el sitio para hacerla", dijo a EFE el Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros.

El Secretario de Estado hizo hincapié en el papel de España como "un gran país usuario de telefonía móvil, desarrollador de telefonía móvil y como un gran país anfitrión de eventos de primer nivel, de vanguardia en lo que son las tecnologías de las telecomunicaciones y concretamente las de móvil".

"Los últimos datos que tenemos de uso así indican que España está en la vanguardia en Europa en uso en el móvil", dijo y recordó que en las últimas mediciones de final de 2009 comparado con 2008, reflejan un incremento del 50% en el uso de banda ancha móvil.

Los últimos meses, añadió, reflejan que el uso de los jóvenes de la banda ancha móvil ha crecido un 60% y el 30% de ellos la utiliza.

España muestra una penetración de la banda ancha móvil del 28%, lo que prácticamente duplica a la media europea y muy por encima de Rieno Unido, Alemanía, Italia y Francia.

El hecho de que el MWC coincida con la presidencia española hace que esta secretaría de Estado haya trabajado con la organización de la feria, GSMA, para tener en cuenta este hecho.

Francisco Ros dijo que habrá una reunión ministerial en la feria de todos los gobernantes de los países que vienen a este encuentro y además habrá un encuentro con todos los presidentes y consejeros delegados de las empresas que exponen en el MWC.

El secretario de Estado destacó la presencia que tendrá la industria del país en el pabellón español con aportaciones importantes en contenidos digitales y en extensión de infraestructuras.

Sobre el impacto de la crisis en la feria de este año, Ros dijo que "es difícil valorarlo, porque no podemos ver que hubiera ocurrido si no hubiera habido crisis".

"Los datos que nos traslada la organización, añadió, es que este año va a haber un aumento respecto al año anterior en cuanto a participantes, agentes que van a ser casi 50.000".

"Probablemente si no hubiera habido crisis el aumento hubiera sido mayor, pero el que haya un aumento indica que a pesar de la crisis este es un sector que sigue manteniendo el interés de las empresas, el interés de los inversores y el interés de los ciudadanos", afirmó.

Para Ros la aportación de la industria TIC española al sector "nunca es suficiente". "Yo creo que ahí tenemos que ser muy ambiciosos e ir conquistando cada vez más espacio, más mercados y más presencia internacional", añadió.

Destacó la labor del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), y, en conjunto, del ministerio de Industria y otros para que la proyección de la industria española en el exterior sea cada vez mayor.

"Tenemos contacto con todos los organismos que organizan eventos de este tipo y estamos notando un mayor interés por parte de la industria en volcarse hacia otros mercados y hay datos evidentes de que las facturaciones de las empresas españolas de este sector tienen cada vez más un componente internacional", dijo.

Este año España será país invitado en la feria tecnológica CEBIT de Alemania que se celebra el próximo mes de marzo.

"Nos llena de orgullo, dijo, de que en una feria tan importante a la cuál van casi representantes de 80 países, más de 400.000 visitantes y que es la feria, no ya de los móviles como es la de Barcelona, sino general del sector, haya tenido la deferencia de invitar a España como país especialmente significado este año en razón de los avances que se han hecho".

Explicó que España va a tener un pabellón muy importante en esa feria. Otros años, dijo, han acudido a la feria una veintena de empresas españolas y este año serán 80.

Habrá actos importantes, también de carácter cultural y un día de España con presencia significativa de empresas, empresarios y de gobernantes.

Sobre la situación de la industria en España cuya facturación cayó un 8% en 2009, según la patronal Asimelec, el secretario de Estado dijo "es lógico que en momento de crisis bajen los consumos generales".

No obstante, apuntó que aunque ha habido un descenso de la facturación debido a que el sector es deflacionista tanto por los precios de los dispositivos como de tarifas de servicios. "Observamos que hay un aumento del número de equipos que se venden, un aumento del número de minutos que se cursan y una disminución de los precios".

"El resultado neto, dijo, es un decrecimiento de la facturación, pero no del consumo lo que muestra que, a pesar de todo, este sector tiene mayor preferencia y mayor prioridad en las empresas y en los usuarios a la hora de decidir por donde cortan los consumos".