Domingo, 14 de Febrero de 2010

27 Talibanes y 2 soldados extranjeros muertos en la operación de la OTAN en el sur de Afganistán

EFE ·14/02/2010 - 10:19h

EFE - Un soldado británico muestra su videocámara a varios niños durante su participación en la operación Moshtarak, en la provincia de Helmand (Afganistán). Las tropas internacionales dirigidas por la OTAN, con apoyo de militares afganos, continúan la gran ofensiva en Helmand para desalojar a los talibán de unos de sus principales feudos.

Al menos 27 talibanes y dos soldados internacionales han muerto desde el inicio del gran asalto militar de la OTAN a un feudo insurgente de la provincia sureña afgana de Helmand, informó hoy a Efe una fuente oficial.

El portavoz del gobernador de Helmand, Daud Ahmadi, explicó por teléfono que las fuerzas internacionales y afganas han hallado hasta ahora 2.500 kilogramos de explosivos en el marco de la ofensiva "Moshtarak" (Juntos, en dari) sobre la población de Marjah, de unos 80.000 habitantes y donde se esconden cientos de insurgentes.

Ahmadi detalló que desde la madrugada del viernes, momento en el que 15.000 efectivos de la fuerza aliada iniciaron la operación, han muerto 27 talibanes y dos soldados extranjeros, aunque no precisó su nacionalidad ni las circunstancias.

Ayer el Ministerio británico de Defensa confirmó la muerte de unos de sus soldados en Nad Alí, distrito cercano a Marjah e importante núcleo de la insurgencia talibán que las tropas internacionales intentan asegurar desde hace meses.

En un comunicado, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión militar bajo mando de la OTAN, constató que durante la jornada de ayer las tropas irrumpieron en los aledaños de Marjah con helicópteros militares y aviones C-130 y A-10.

Desde entonces, la ISAF ha dicho haber celebrado dos "shuras" o asambleas con notables afganos para discutir sobre la situación en Nad Alí y Marjah, pero sin dar detalles sobre los avances militares o el número de bajas durante los combates.

En la Operación Moshtarak, la mayor en cuanto a número de soldados desde la caída del régimen Talibán en 2001, participan más de 5.000 efectivos estadounidenses, 2.000 afganos y un amplio contingente británico apoyado por soldados de Dinamarca, Estonia y Canadá.

El objetivo es desalojar a los talibán del único núcleo significativo que controlaban por completo en Helmand y consolidar la presencia de las fuerzas internacionales y afganas a lo largo del río Helmand, alrededor del cual se aglomeran la población y los campos de cultivo.

Tanto en Helmand como en todo el arco sudoriental afgano predomina la etnia pashtún, la de los talibanes.