Sábado, 13 de Febrero de 2010

El Drag Queen 2010 del Carnaval de Las Palmas, un militar que cumplió su sueño

EFE ·13/02/2010 - 01:46h

EFE - La concursante Drag Mandrágora con su fantasía "¡Chacha! ¿quién dijo que los cuentos eran aburridos? ¿tú? ¡pues toma niñata!", vestida de Blancanieves y acompañada por varios enanitos saluda tras ser coronadaDrag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria.

Ramón Santana, o "Drag Mandrágora", un soldado profesional de 26 años que desde anoche es el Drag Queen del Carnaval de la Televisión de Las Palmas de Gran Canaria confesó hoy ha cumplido el sueño de ser la "reinona" de las fiestas de su ciudad natal en su "quinto y último intento".

Ante los medios y con pocas horas de sueño en el cuerpo, ya que festejó por todo lo alto con su equipo y amigos el premio ganado ayer, Ramón, que, en representación de Lanzarote y con la fantasía "Eternia" ganó el tercer premio de esta gala en 2009, explicó que su número de este año, que inauguró el espectáculo y en el que lució como una Blancanieves acompañada de varios enanitos, le daba "mucho miedo".

Y es que este joven, que los sábados ambienta como "drag cómico" un restaurante de cocina afrodisíaca, un "hobby" que le "da aliento" y le "ayuda a reír y pasarlo bien", temía que el publico creyera que se hacía acompañar de enanos de verdad para ridiculizarlos o que esto ofendiera a alguien, cuando en realidad, dijo, son amigos con los que suele trabajar en una discoteca de Madrid que, además, se dedican profesionalmente a la animación y lo hacen con el nombre de "Los Pekeboys".

Horas antes del inicio de la Gran Cabalgata, que recorrerá hoy de norte a sur Las Palmas de Gran Canaria, y sin apenas tiempo de digerir el "subidón" de alegría que, sin embargo, sí reflejaba su amplia sonrisa, Ramón Santana recordó cómo surgió la idea de su exitoso espectáculo, que puso en pie al público que abarrotaba las 4.000 sillas instaladas en el Parque Santa Catalina para presenciar la gala de las "reinonas".

Una gala que transmitió en directo TVE y que fue el programa de televisión más visto en Canarias, con un 34 por ciento de audiencia, lo que supuso una media de 240.000 espectadores, según informó hoy la organización de las fiestas, que destacó que el minuto de oro se produjo a las 22.53 horas, con un 42,4 por ciento de audiencia y 316.00 espectadores.

Ramón Santana explicó que el número de su peculiar Blancanieves, que, tituló "¡Chacha! ¿quién dijo que los cuentos eran aburridos? ¿tú? ¡pues toma niñata!", lo tenía en mente "hace varios años", pero no fraguó hasta el pasado mes de agosto, cuando lo comentó a sus compañeros enanos un día de trabajo en la discoteca de Madrid en la que coincidían.

"Al principio sonó un poco a chiste", dijo, "pero al final todo ha salido perfecto y, gracias a Dios lo he conseguido, porque éste era el quinto y último intento".

Santana cree que su éxito es el resultado del "conjunto" del trabajo realizado por él y sus compañeros sobre el escenario y también de la apuesta por "rescatar al drag antiguo y a la música antigua para que la gente se divierta y se lo pase bien", al considerar que "la gente está cansada de ver siempre lo mismo".

Respecto a los motivos de su retirada de cara a próximas galas, explicó que obedecen a su convencimiento de que "hay que dar paso a otros drag que se lo merecen".

"Yo ya he luchado, he hecho mi trabajo, he quedado lo mejor posible y ahora a disfrutar como espectador", dijo, al tiempo que confió en "trabajar mucho, pasarlo lo mejor posible y hacerlo muy bien" durante el año en el que paseará el título de Drag Queen de su ciudad natal por el mundo.

El espectáculo dirigido por Israel Reyes en el que Ramón Santana fue galardonado como reinona del Carnaval de la Televisión 2010 superó en 6 puntos la audiencia del Carnaval 2009 y, un año más, se convirtió en el evento carnavalero de mayor éxito televisivo.

Así, esta gala convirtió a la 1 de TVE en líder absoluto de audiencia en Canarias, con un 19,3 por ciento, según la organización de las fiestas.

Pero, el éxito de la gala de las plataformas, el descaro y la trasgresión no sólo se vio reflejado en las Islas. Su emisión, a las 23.00 horas en la 1 en el resto de España obtuvo un 12 por ciento de cuota de pantalla, con una media de 1.145.000 espectadores y durante varios tramos rozó los 2 millones de espectadores.

Castilla-León, con un 15,9 por ciento, Baleares, con un 15,4, y La Rioja, con un 15,1 por ciento, fueron las comunidades donde más se vio la Gala Drag.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad