Sábado, 13 de Febrero de 2010

Guti deshace el dilema

El centrocampista se tuerce el tobillo, es baja para Jerez y ahorra a Pellegrini la decisión de escoger entre él o Lass. Cristiano vuelve a la titularidad junto a Higuaín tras sus dos partidos de ausencia

G. CABEZA / A. CABELLO ·13/02/2010 - 16:45h

Arbeloa, Albiol y Guti, durante un entrenamiento en Valdebebas. - EFE

Las dudas de Pellegrini se las ha resuelto la enfermería. Se preveía una convocatoria sobre la que el chileno tendría que tomar algunas de las decisiones más importantes del año, esas en las que se define el estilo de un equipo y la personalidad de su entrenador. Las lesiones le han ahorrado ese trago al chileno.

En la delantera, Pellegrini contaba el lunes con tres nombres para dos puestos. Cristiano, salido de sus dos partidos de sanción, es intocable. Los focos, una vez más, le apuntarán directamente. Su entrenador niega que haya recibido apoyo psicológico durante estas dos semanas y confía en que la calma guíe su reaparición: "No tiene ningún problema psicológico. Lo mejor que puede hacer es jugar como lo hace, él conoce bien sus errores y sus virtudes". Benzema e Higuaín se tenían que disputar la otra plaza en la punta, con el argentino con ventaja por su mayor efectividad en su reaparición sólo necesitó 17 minutos para marcar. Las dudas ofensivas del chileno se disiparon el martes con la lesión muscular de Benzema.

La otra encrucijada del ingeniero tenía un mayor calado, era una cuestión de estilo. La lesión de Lass obligó al técnico a jugar en los dos últimos partidos con un equipo en el que el toque primaba sobre el músculo, sustentado con un único mediocentro, Xabi Alonso, más Guti, Granero y Kaká. La vuelta del francés obligaba a Pellegrini a decantarse por un estilo con jugones o con el esforzado francés. El esguince de tobillo que padeció ayer Guti le evitó una decisión que iba a ser mirada con lupa en todos los mentideros futbolísticos. La discusión sobre cómo debe jugar el Madrid se palpa en el ambiente, aunque el técnico relativiza la importancia del tema. "Estoy muy contento con el trabajo y la respuesta del plantel. Hemos logrado un funcionamiento independientemente de los nombres", señaló el chileno.

En la defensa, las dudas eran menores. Garay ya está recuperado, pero Pellegrini se ha mantenido fiel durante toda la temporada a su idea de no poner de inicio jugadores que llevan varios partidos sin aparecer por lesión. Si mantiene su doctrina, la defensa será la misma de las últimas semanas con Ramos de central. La polivalencia del sevillano y de Arbeloa es uno de los mejores argumentos defensivos del equipo blanco, como reconoció ayer el propio técnico madridista: "Ramos jugará donde sea más necesario, los defensas han respondido en todas las posiciones".

Noticias Relacionadas