Sábado, 13 de Febrero de 2010

La UE advierte del bronceado en camas solares

Reuters ·13/02/2010 - 11:24h

Las camas solares pueden ayudar a lograr un bello tono dorado tras un largo invierno, pero la Unión Europea advirtió el viernes de que algunas camas de bronceado y operadores violan las normas de seguridad, poniendo a los clientes bajo riesgo de contraer cáncer de piel.

Bruselas dijo el viernes que el 14 por ciento de las camas solares violan los límites de radiación segura y que los salones de bronceado muchas veces no advierten a sus clientes de los peligros de los rayos ultravioleta mientras utilizan los aparatos.

"Estoy preocupado porque se ha descubierto que un alto porcentaje de las camas solares y servicios de cama solar no respetan las reglas de seguridad", dijo en un comunicado el comisario de Asuntos del Consumidor de la UE, John Dalli.

"Ésta es una importante preocupación sobre la salud, dado que la incidencia del cáncer de piel se está duplicando cada 15-25 años", agregó.

Las camas de bronceado han sido consideradas por un grupo de investigación internacional como una de las mayores amenazas de cáncer para los humanos.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha clasificado las camas, que emiten rayos ultra violeta en su categoría más alta de riesgo de cáncer, etiquetándolas como "cancerígenas para los seres humanos".

La Comisión Europea dijo que las pruebas con 500 camas solares en 10 países de la UE, entre ellos Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Polonia, descubrieron que una de cada siete traspasaba los límites de seguridad.

Además denunció que no siempre se informa a los consumidores de los peligros que implican, como quemaduras o riesgo de cáncer de piel a largo plazo, que algunas permiten su uso por parte de menores.

Reino Unido apoyó este año las peticiones para prohibir que los menores de 18 años utilicen estas camas en los salones de bronceado debido al aumento del riesgo del cáncer de piel.

Algunos países y administraciones de Estados Unidos regulan la multimillonaria industria del bronceado, y algunos prohíben que los adolescentes usen las camas solares o requieren el consentimiento de sus padres o un doctor.

Las camas solares deben cumplir con la Directiva europea de Bajo Voltaje, que limita la radiación ultravioleta a 0,3 vatios por metro cuadrado. Madrid.online@thomsonreuters.com))

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad