Sábado, 13 de Febrero de 2010

Naomi Campbell homenajea a Alexander McQueen en un desfile benéfico por Haití

EFE ·13/02/2010 - 05:25h

EFE - La supermodelo Agyness Deyn cae en la pasarela durante el desfile Fashion For Relief Haiti en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York Mercedes-Benz Otoño 2010 en Nueva York (EEUU).

La supermodelo Naomi Campbell rindió hoy tributo al diseñador Alexander McQueen, fallecido el jueves, al cerrar el desfile benéfico que organizó en Nueva York en favor de Haití luciendo, junto a otras maniquíes, algunos de sus diseños.

Campbell, una de las modelos que más ha llevado las creaciones de McQueen y que se encontraba en su círculo de amigos, cerró el desfile de su organización benéfica "Fashion for Relief" con lágrimas tras recorrer la pasarela con un estampado vestido corto y vertiginosos "stilettos" firmados por el modisto.

La top británica lo hizo acompañada por otras de sus compañeras de profesión, como su compatriota Karen Elson, la danesa Helena Christensen y la estadounidenses Angela Lindvall, así como la irlandesa Daphne Guinness, conocida como la musa de McQueen y quien optó por un atrevido diseño que le cubría el rostro por completo.

Todas vistieron coloridos trajes estampados y zapatos de tacones imposibles también diseñados por McQueen, cuya repentina muerte a los 40 años y en circunstancias que la prensa británica tilda de suicidio sorprendió al mundo de la moda el jueves tras descubrirse su cuerpo sin vida en su apartamento de Londres.

El desfile, organizado por Campbell dentro de la Semana de la Moda de Nueva York, tenía como propósito, sin embargo, recaudar fondos para ayudar a reparar el sistema de salud de Haití, que quedó casi sin funcionamiento tras el trágico terremoto que azotó al país caribeño hace justo un mes y que dejó decenas de miles de muertos.

Para ello, la modelo, que a lo largo de la velada vistió tres creaciones distintas, se rodeó de buenos amigos y de rostros conocidos del mundo de la moda, la música y el cine para desfilar con diseños donados por conocidas y respetadas agujas, y que después serán subastados para recaudar más fondos.

Campbell reunió así en la misma pasarela a dos de las damas más importantes de la moda estadounidense, Donna Karan y Diane von Furstenberg, que desfilaron al mismo tiempo luciendo elegantes trajes negros ante los aplausos de un público que agotó en tres días las 900 entradas disponibles a un precio de entre 100 y 150 dólares.

Entre los famosos que acudieron a la petición de la supermodelo también destacaron el cantante Chris Brown, el polémico ex novio de la exitosa Rihanna; Kelly Osbourne, la polifacética hija del músico británico Ozzy Osbourne; el conocido fotógrafo David LaChapelle, la cantante británica Estelle y el actor escocés Alan Cumming.

Otra de las protagonistas del evento, que fue presentado por Sarah Ferguson, duquesa de York, fue la modelo Agyness Deyn, quien tropezó dos veces hasta caerse y tuvo que acabar de recorrer la pasarela con sus zapatos de alta plataforma diseñados por Burberry en las manos y entre los aplausos del público.

Entre los asistentes tampoco faltaron rostros famosos, pero uno de los que más llamó la atención fue el de la ex Spice Girl Victoria Beckham, quien pudo disfrutar de un total de 92 diseños cedidos, entre otras, por firmas de la talla de Dior, Calvin Klein, Carolina Herrera, Ralph Lauren Gucci, Hervé Léger y Giorgio Armani.

En el segundo día de la conocida como Mercedes Benz Fashion Week (MBFW) también se presentaron las apuestas para el próximo otoño-invierno de los mediáticos concursantes del programa cazatalentos "Project Runway", las del diseñador israelí Yigal Azrouël y las de la estadounidense Nicole Miller.

Miller, según explicó en las carpas de Bryant Park el consejero delegado de la firma estadounidense, Bud Konheim, apostó por "una colección que muestra a una mujer urbana fuerte, que se siente poderosa y preparada para la dureza y los problemas que ofrece el mundo, como por ejemplo la crisis económica".

También presentó este viernes el creador Andrew Buckler su colección masculina, inspirada en el escritor Jack Kerouac y su novela "En la carretera", y pensada, según explicó el diseñador, para la itinerancia y moverse cómodamente.

En consonancia con el espíritu de la novela que narra el viaje del autor y sus amigos a través de Estados Unidos, el diseñador ideó una colección en la que destacan los tejidos denim, los pantalones "chinos", las chaquetas de estilo militar y cómodas camisas de lana y algodón.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad