Viernes, 12 de Febrero de 2010

Pyongyang expresó a la ONU su deseo de regresar al diálogo sobre su programa nuclear

EFE ·12/02/2010 - 19:08h

EFE - Fotografía cedida por la Agencia Central Norcoreana de Noticias (KCNA) el pasado martes, en la que figuran el subsecretario general para Asuntos Políticos de la ONU, Lynn Pascoe (i), al ser recibido por un funcionario en Pyongyang. EFE/KCNA

El subsecretario general para Asuntos Políticos de la ONU, Lynn Pascoe, expresó hoy en Pekín tras su primer viaje a Corea del Norte, que el régimen comunista está dispuesto a regresar a la mesa de diálogo sobre su programa nuclear, estancado desde hace más de un año.

"En nombre del secretario general, les pedí de forma rotunda que el diálogo a seis bandas debe reanudarse sin precondiciones ni nuevos retrasos", explicó en rueda de prensa el emisario de la ONU, el primero en su cargo que visita Corea del Norte en seis años.

Durante su visita, Pascoe se reunió con el presidente Kim Yong-nam y con el ministro de Asuntos Exteriores Pak Ui-chun, entre otros altos cargos, a los que trasladó las opiniones del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, e instó a regresar cuanto antes al diálogo a seis con Corea del Sur, EEUU, Rusia, Japón y China para el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

El emisario declinó dar más detalles sobre el diálogo a seis, puesto que la ONU no es parte integrante en la mesa de diálogo.

Pascoe calificó el diálogo de "franco y abierto", y señaló que la actitud de sus interlocutores era de "insatisfacción sobre las sanciones de la ONU (impuestas tras el segundo ensayo nuclear norcoreano y el lanzamiento de cohetes de 2009) y ciertamente deseosos de regresar al diálogo a seis bandas".

Entre los temas tratados por Pascoe en sus encuentro en Corea del Norte fue, aparte de la reanudación del diálogo, la crisis nuclear, las relaciones con sus vecinos, Corea del Sur y Japón, y con EEUU, con los que los norcoreanos se mostraron dispuestos a mejorar las relaciones.

Pascoe trató además de la cooperación de Pyongyang con las agencias de la ONU.

"Los programas de ayuda en la actualidad suponen sólo una cuarta parte de lo que deberían ser", señaló Pascoe en conferencia de prensa tras su viaje de cuatro días a Corea del Norte iniciado el martes. "Para nosotros es una preocupación real", agregó.

Pascoe visitó los programas de las diferentes agencias de la ONU en el país asiático, como el Programa Mundial de Alimentos, UNDP, UNICEF, OMS y la FAO y alabó una labor que, dijo, "están realizando bajo terribles circunstancias", sobre todo en el caso de proveer alimentos y asistencia médica a los niños.

Corea del Norte sufre hambrunas cíclicas que las diferentes agencias de la ONU intentan paliar desde hace años, adaptándose a las limitaciones que les impone el régimen de Kim Jong-il.

Pascoe se mostró satisfecho con el recibimiento que ha tenido en el país asiático, el permiso de las autoridades para visitar hospitales y otros lugares de interés para su visita y el hecho de que su viaje represente una toma de contacto entre la agencia internacional y el régimen eremita, uno de los más aislados y paupérrimos del planeta.

La visita de Pascoe coincide con la del enviado norcoreano para el diálogo a seis, Kim Kye-guan, a Pekín, y el retorno desde Pyongyang, el lunes, del enviado chino Wang Jiarui.

El diálogo multipartito se paralizó en diciembre de 2008 y en abril de 2009 Pyongyang anunció su retirada definitiva de la mesa de diálogo en respuesta a las sanciones de la ONU.

Para reanudar esas negociaciones, el régimen norcoreano exige el levantamiento de las sanciones y la firma de un tratado de paz que reemplace el armisticio que puso fin a la guerra de Corea (1950-1953).