Viernes, 12 de Febrero de 2010

El PP prepara el regreso de Costa

Justifica su renuncia a presentar alegaciones a su sanción disciplinaria "por el bien del partido"

TONI POLO ·12/02/2010 - 20:39h

EFE/ARCHIVO/Manuel Bruque - Ricardo Costa renuncia a presentar alegaciones a su sanción.

El secretario de comunicación, Esteban González Pons, fue quien le abrió la puerta hace una semana al asegurar que el partido "haría muy mal" al no contar con Ricardo Costa en el futuro. Tras esta declaración, en los últimos días se han sucedido las reuniones y las declaraciones en busca del mejor regreso del ex secretario regional del PP en la Comunidad Valenciana a la primera línea política.

El primer gesto ha venido del propio Costa, que no presentará alegaciones a la sanción propuesta por el Comité Nacional de Derechos y Garantías de suspenderlo de militancia por su actitud ante la dirección nacional al afirmar que todavía era secretario general, cuando había sido cesado por el partido.

Reducir tensiones

En ese momento, se planteó un pulso entre la dirección regional y Génova, que se saldó con la retirada del carnet de militante de forma cautelar. Costa parece haber reflexionado "por el bien del partido" y ahora todo apunta a que buscará una sanción más reducida en el tiempo y huirá del enfrentamiento directo con el equipo de Rajoy, en concreto con su número dos, María Dolores de Cospedal, quien calificó las conversaciones del político castellonense con Álvaro Pérez "El Bigotes", de "chuscas y soeces".

A la espera de que el Comité de Garantías confirme la sanción definitiva, uno de los elementos fuertes del partido en Valencia, la alcaldesa Rita Barberá que se ha convertido en el brazo derecho de Francisco Camps en los últimos meses, ha salido en su defensa. Para ella no hay duda de su "capacidad política" y confía en una pronta reincorporación al PP.

Barberá destacó que "está clarísimo todo lo que está pasando, que todo el mundo está elogiando su decisión y que todo el mundo está diciendo que Ricardo tiene unas capacidades políticas y que tiene que incorporarse otra vez. Estamos esperando que así sea".

Por su parte, desde el Consell, su portavoz Paula Sánchez de León quiso desvincular al gobierno de Camps de las próximas decisiones que se adopten. "No tienen nada que ver con el Gobierno ni con un futuro o futurible Gobierno", dijo.

La mirada de Ricardo Costa sigue puesta en repetir en la lista para las próximas elecciones autonómicas. En la actualidad es diputado por la circunscripción de Castellón.

Asuntos pendientes

No obstante, esta decisión puede venir marcada por el recorrido que tengan en los tribunales las causas abiertas por el caso Gürtel y que pueden salpicar tanto a Costa como a Camps. Por un lado está pendiente la decisión del Supremo ante el recurso de la Fiscalía sobre la causa por cohecho; por otro, la querella presentada por el PSPV por una presunta financiación ilegal del PP en la Comunidad Valenciana. Y, también, el levantamiento del secreto sumarial de la red que encabezaba Correa, por parte del juez Antonio Pedreira, que investiga la trama Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Mientras, el escaño de Ricardo Costa en la última fila de Les Corts le sigue esperando (ha faltado a las últimas sesiones alegando diversos viajes), pero no pierde el deseo de que Francisco Camps cuente con él para un próximo gobierno, tal y como le confesó en su momento a "El Bigotes", a quien llegó a pedir ayuda para que interfiriese ante el presidente de la Generalitat.

El Comité se pronunciará después del 16 de febrero

El próximo 16 de febrero se cumplirá la fecha tope para que Costa y el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, presenten alegaciones a los pliegos de cargos en los que el partido proponía para cada uno de ellos un año de suspensión de militancia. Aunque Cobo ya ha presentado sus alegaciones y Costa ha renunciado a hacerlo, no será hasta pasado este día cuando el Comité de Derechos y Garantías se reúna para proponer las sanciones definitivas.

Costa se enfrenta a una sanción por reivindicarse como secretario general del PP de la Comunidad Valenciana cuando la dirección nacional del partido le daba por cesado. Y Cobo, por criticar duramente en un medio de comunicación a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En el PP confían en que las sanciones definitivas serán inferiores a un año. Y destacan que, en el caso de Costa, no pesará el hecho de que haya renunciado a presentar alegaciones. Por su parte, Cobo ha manifestado su intención de no presentar recurso alguno a la sanción definitiva que dicte el citado órgano disciplinario.