Viernes, 12 de Febrero de 2010

Asocian reducción pagos hospitales en Taiwán con muertes por ACV

Reuters ·12/02/2010 - 17:01h

Por Amy Norton

El recorte de los reembolsos a los hospitales por parte del sistema de salud universal de Taiwán pudo haber interrumpido una caída de las muertes por accidente cerebrovascular (ACV) en la última década, indicó un nuevo estudio.

Aún no es claro qué pueden significar estos resultados para Estados Unidos y otros países que están lidiando con el tema del control de los costos de salud. Pero la experiencia de Taiwán podría ofrecer algunas lecciones, dijeron los investigadores.

El estudio, publicado en la revista Stroke, halló que entre 1998 y el 2007, la tasa de muertes cada 30 días entre los pacientes taiwaneses hospitalizados por un ACV cayó gradualmente, del 5,8 por ciento en 1998 al 3,7 por ciento en el 2007.

Sin embargo, los cambios introducidos en los reembolsos a los hospitales en el 2002, en un esfuerzo por controlar los gastos en salud, podrían haber puesto un freno a aquel progreso, estimó el equipo.

En base a sus análisis, concluyeron que por cada punto porcentual que cayeron en promedio los ingresos netos de los hospitales en un año, se produjo un aumento del 1,2 por ciento en la tasa de muerte de los pacientes con ACV.

En este grupo, el número de muertos por mes "subió bajo la creciente presión financiera provocada por los recortes en los reembolsos", escribió el equipo liderado por el doctor Yu- Chi Tung, de la Universidad Ming Chuan, en Taiwán.

De acuerdo a los especialistas, estos recortes redujeron los ingresos netos de los hospitales entre un 4,3 y un 10 por ciento en el período 2002-2007.

Los resultados actuales no demuestran que la reducción de los reembolsos haya afectado directamente las tasas de muerte por ACV.

Pero es posible, dijo el equipo, que los hospitales que tuvieron que lidiar con un presupuesto reducido hayan intentado bajar sus costos mediante la eliminación de servicios o el despido de enfermeras, por ejemplo, factores que podrían haber afectado la calidad del cuidado de los pacientes.

El estudio también halló otros aspectos clave en las muertes por ACV, como la experiencia de los médicos y el tamaño de los hospitales.

En promedio, por cada 100 casos de ACV que un médico había tratado el año anterior, el riesgo de morir de un paciente a los 30 días de sufrir el episodio caía en un 25 por ciento.

Pero incluso considerando esos factores, los reembolsos a los hospitales siguieron estando asociados con las muertes por ACV.

Las implicancias de estos resultados para otros países aún no son claras.

En 1995, Taiwán implementó un sistema de salud universal con subsidios individualizados, pero en el 2002, el país adoptó un sistema de "presupuesto globalizado" para los establecimientos médicos, en un intento de controlar los gastos en salud.

Todos los hospitales en Taiwán tienen un presupuesto fijo, explicó Tung a Reuters Health. Cada año, un "comité de negociación de honorarios" se reúne para decidir el límite de gastos para el servicio hospitalario correspondiente al año siguiente.

FUENTE: Stroke, online January 14, 2010.