Viernes, 12 de Febrero de 2010

Un ataque rebelde causa dos muertos y rompe el alto el fuego en Yemen

EFE ·12/02/2010 - 14:32h

EFE - Un hombre pasando bajo una bandera de Yemen pintada en una roca en Saná este viernes, primer día del alto el fuego entre el Ejército y los rebeldes chiíes ordenado el viernes por el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh . Pese a la tregua, un enfrentamiento tuvo lugar en Al Iqab, según fuentes de ese distrito norteño.

Un grupo de rebeldes chiíes del noroeste de Yemen rompieron hoy el alto el fuego que regía desde la última medianoche y atacaron un convoy del Ejército, con un saldo de dos soldados muertos y cuatro heridos, informaron fuentes oficiales.

Un portavoz del Gobierno de Saná que pidió mantener el anonimato informó a Efe de que el ataque fue deliberado y se produjo horas después de que entrara en vigor el alto el fuego entre las dos partes.

Añadió que el convoy militar, que acompañaba a una delegación oficial, fue atacado en la región de Al Iqab, 30 kilómetros al oeste de la ciudad de Saada, capital de la provincia del mismo nombre y bastión de los insurgentes chiíes, también conocidos como "hutíes".

El choque armado fue confirmado a Efe por dos fuentes oficiales de la región, que dijeron que el área donde se produjo el incidente no suele ser escenario de enfrentamientos.

El portavoz del Gobierno de Saná también denunció que los insurgentes violaron el alto el fuego en otro lugar de la misma provincia, al sur de la ciudad de Saada, donde atacaron a una posición militar, aunque no facilitaron detalles.

Desde la última medianoche rige un alto el fuego ordenado por el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, en la zona del noroeste del país donde desde hace seis años opera un grupo armado chií de la secta zaidí, única en el Yemen.

Los rebeldes habían aceptado el pasado 30 de enero las condiciones del Gobierno para llegar a un alto el fuego, y el gobernante ordenó anoche la interrupción de las operaciones desde el primer minuto de hoy.

Esta decisión iba a permitir a las dos partes negociar un acuerdo de paz.

Se desconoce qué decisión adoptará el presidente Saleh tras estos incidentes y si mantendrá su intención de suspender las operaciones armadas.

Los rebeldes no han facilitado información sobre las denuncias oficiales de que han roto el alto el fuego.

Los "hutíes", que se alzaron en armas en el 2004 para luchar contra la marginación de las comunidades del norte el país, firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno en junio del 2007.

Sin embargo, una serie de violaciones a ese pacto forzaron al presidente Saleh a romper el acuerdo, y el 11 de agosto pasado lanzó una fuerte ofensiva por tierra y por aire para combatir a los rebeldes chiíes.