Viernes, 12 de Febrero de 2010

Bill Clinton, dado de alta tras ser operado del corazón

Reuters ·12/02/2010 - 14:22h

El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton abandonó el viernes el hospital de Nueva York en el que fue sometido a una exitosa operación de corazón para desbloquear una arteria que le había causado molestias.

Imágenes de televisión mostraron a Clinton, que fue presidente entre 1993 y 2001, caminando hacia su vehículo, tras ser dado de alta en el Columbia Presbyterian Hospital.

"El presidente Clinton fue dado de alta del Presbyterian/Columbia de Nueva York esta mañana con una salud excelente", dijo Douglas Band, asesor de Clinton, en un comunicado.

Clinton, de 63 años, se sometió a una operación de cuádruple 'bypass' en 2004 para desbloquear cuatro arterias y el último incidente se produce después de que viajara dos veces a Haití para ayudar en las tareas de recuperación tras el devastador terremoto de enero pasado.

"Espera volver en los próximos días al trabajo de su fundación y a las tareas de ayuda y recuperación de Haití", dijo Band.

Se le han colocado dos válvulas una arteria coronaria después de que las pruebas mostraran que una de las arteras operada en 2004 necesitaba reabrirse, dijo a los periodistas el jefe de cardiología de Columbia, el doctor Allan Schwartz.

Agregó que no había indicios de que Clinton sufriera un ataque cardiaco o cualquier otro daño al corazón. Schwartz dijo que Clinton podría reanudar su "estilo de vida muy activo" y volver al trabajo el lunes.

Su esposa, la secretaria de Estado Hillary Clinton, llegó al hospital cerca de las 19:30 hora local, sumándose a su hija Chelsea.

Un alto cargo del Gobierno dijo a Reuters que el inicio de un viaje de Hillary Clinton a Qatar y Arabia Saudí, originalmente planeado para el viernes, fue aplazado hasta el sábado. Señaló que el retraso no afectaría a su calendario de encuentros en ambos países.

JOGGING Y HAMBURGUESAS

La colocación de válvulas en arterias del corazón es una operación relativamente de rutina entre pacientes que como Clinton han sufrido complicaciones cardíacas.

Estas válvulas son pequeños tubos usados para abrir las arterias del corazón y despejarlas a través de una angioplastia. A menudo se le prescriben al paciente medicamentos junto con el procedimiento para evitar que las arterias se bloqueen nuevamente.

Clinton, como muchos estadounidenses, ha tenido que luchar con su peso. Lideró más de ocho años de prosperidad económica y durante su mandato se produjo un revuelo político causado por un escándalo sexual y por perjurio que llevó a su impugnación y a una amarga pelea para permanecer en el poder.

Aunque en la presidencia se le conocía por su amor a las hamburguesas y a la comida basura, también se le veía frecuentemente corriendo e intentando mantenerse en forma.

Después de su operación de 2004, adelgazó y parecía estar más en forma que cuando era presidente, algo que atribuyó a la dieta South Beach, que excluye todos los alimentos procesados y favorece las carnes sin grasa.

Clinton se unió al ex presidente George W. Bush en una campaña pública para recaudar fondos para los supervivientes del tsunami del 26 de diciembre de 2004 en Asia, que causó la muerte de más de 300.000 personas. Creó una fundación para continuar con su legado más allá de sus años en la Casa Blanca y presionó a millonarios y grandes corporaciones a tomar acciones para superar los mayores problemas del mundo.