Viernes, 12 de Febrero de 2010

Los ministros de Asuntos Exteriores del G8 tratarán en marzo la situación en Irán

EFE ·12/02/2010 - 01:13h

EFE - "Canadá está profundamente decepcionada con la decisión del régimen iraní de enriquecer aún más su material nuclear, desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Lawrence Cannon. EFE/Archivo

El Gobierno canadiense dijo que colocará el debate sobre material nuclear que mantienen los países occidentales e Irán en la agenda de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G-8 que se celebrará el próximo mes en la localidad canadiense de Gatineau.

Un día después de que el primer ministro canadiense, Stephen Harper, advirtiese que Canadá "utilizará su presidencia del G-8 para seguir concentrando la atención y acción internacional sobre el régimen iraní", el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Lawrence Cannon, aumentó la presión sobre Teherán.

"Llevaré (la crisis con Irán) a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G-8 de marzo en Gatineau", afirmó Cannon durante una rueda de prensa.

"Canadá está profundamente decepcionada con la decisión del régimen iraní de enriquecer aún más su material nuclear, desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de Naciones Unidas)", afirmó Cannon.

"Este régimen sigue ignorando descaradamente sus obligaciones internacionales y esto amenaza la seguridad global", añadió Cannon.

Las autoridades canadienses también señalaron su preocupación por lo que calificó como "la continuada sofocación de la democracia, descarado desprecio de los derechos humanos y comportamiento irresponsable" del régimen iraní.

Las críticas de Ottawa se producen el mismo día que cientos de miles de personas se concentraron en Teherán para celebrar el 31 aniversario de la revolución islámica iraní y se repetían enfrentamientos entre opositores y fuerzas de seguridad.