Jueves, 11 de Febrero de 2010

"Ropa en remojo", de Antonio López, se vende en Londres por 524.400 euros

EFE ·11/02/2010 - 22:35h

EFE - Un hombre observa la obra "Ropa en remojo", del Antonio López más realista y doméstico, pintada en 1968, cuando el artista acababa de cambiar de domicilio en Madrid como un aliciente para su evolución pictórica, y que se ha vendido en Londres por 524.400 euros. EFE/Archivo

"Ropa en remojo", obra pintada por Antonio Lopez en 1968, se vendió hoy en la sede londinense de Christie's por 457.250 libras (524.000 euros), en una subasta de Arte Contemporáneo y de Posguerra.

Tras permanecer más de veinte años en la misma colección desde que en 1987, este óleo de 80,5 por 74 centímetros representaba una de las pocas oportunidades de hacerse con un cuadro del artista a causa de su escasa y lenta producción.

"Ropa en remojo" (1968) supuso un giro en la obra de Antonio López, cuando tenía 32 años y se trasladó a vivir al norte de Madrid para pintar escenas cotidianas que se alejaba de su trabajo anterior, más personal y anclado en su tierra manchega.

Según la directora de Arte Moderno de Christie's, María García Yelo, "Ropa en remojo" es una de las cuatro escenas domésticas o caseras más importantes de Antonio López.

En junio de 2008, Christie's obtuvo el precio más alto en subasta para una obra de un artista español vivo con la venta de "Madrid desde Torres Blancas", creada entre 1976 y 1982 por Antonio López, adjudicada en Londres por 1,5 millones de euros.

"Ropa en remojo" se subastó como parte de un lote, en el que figuraban también Antoni Tàpies y Juan Muñoz.

"Blanc amb signe vermellós" (Blanco con signo rojizo), elaborado por Tàpies en 1963, dobló su precio estimado de salida y se vendió por 993.000 libras (1.122.090 euros).

Se trata de una obra de casi dos metros de anchura y asemeja la extensión de un material texturado en cuyo centro aparece una cruz roja, que hace el efecto de una herida o una marca ritual.

Se trata de una de las marcas que Tàpies ha manifestado que valora especialmente como un recordatorio de la presencia de la interacción entre el hombre y la naturaleza material del arte.

Anterior a "Blanc amb signe vermellós" es "Oval gris-marró", elaborado con óleo y arena sobre lienzo en 1959, que muestra dos formas ovoides que surgen de una superficie de apariencia paisajística, y que bajó el martillo en 337.000 libras (380.810 euros).

No se vendió "Two floors, four figures" (Dos pisos, cuatro figuras), una obra de Juan Muñoz datada en 1994, que presenta a las características figuras humanas del artista con forma de tentempié, en una secuencia narrativa reflejo de su pasión por el teatro.

La subasta de hoy recaudó un total de 39 millones de libras (44,07 millones de euros), con piezas destacadas, como "Relief éponge o (RE4711)", de Yves Klein, que se vendió por 5,8 millones de libras (6,55 millones de euros).

Se trata de uno de los dos relieves que creó este francés conocido por sus monocromos de un azul muy especial utilizando esponjas marinas recubiertas de pan de oro.

Realizado en 1961, año en el que Klein se hizo famoso en Estados Unidos, "Relief éponge" ha sido exhibido en distintas retrospectivas del artista, entre ellas la que recorrió varias ciudades estadounidenses en 1983, y ocupó también un papel central en la "Sala Dorada" de la retrospectiva póstuma que le dedicó en 1966 el centro Pompidou de París.

Otra obra de Klein, "Anthropométrie" (ANT 5), que data de 1962, poco antes de la muerte prematura del artista con sólo 34 años, logró un precio de compra de 4,1 millones de libras (4,63 millones de euros).

Forma parte de la serie de "Anthropométries" y el artista la ejecutó rociando pintura en torno al cuerpo desnudo, colocado de perfil, de una modelo, y quemando luego el papel del fondo con un mechero Bunsen, instrumento utilizado en laboratorios científicos para esterilizar muestras o reactivos.

Asimismo se vendió una pintura del escocés Peter Doig titulada "Concrete Cabin West Side", inspirada en un edificio de apartamentos diseñado por el suizo Le Corbusier, por 2 millones de libras (2,26 millones de euros), y "Tanga Volador", del alemán Martin Kippenberger, que fue otra de las estrellas de la subasta al pagarse 2,5 millones de libras (2,82 millones de euros).

Un cuadro con el símbolo del dólar de Andy Warhol se vendió por 2,1 millones de libras (2,37 millones de euros), "Very private nurse #1", de Richard Prince, por 1,7 millones de libras (2,21 millones de euros), "Head of JYM", de Frank Auerbach, por 1,4 millones de libras (1,5 millones de euros), y un "ácromo" de Piero Manzoni, por 1,2 millones de libras (1,35 millones de euros).

Posiblemente la pieza más curiosa de la subasta, un par de enormes zapatos de mujer, de 4 por 3 metros, hechos con cacerolas, titulados "Marilyn", de la portuguesa Joana Vasconcelos, se vendió por 505.000 libras (570.650 euros), a alguien con mucho espacio para exhibirlos.

Vasconcelos se inspiró en los zapatos que llevaba la actriz Marilyn Monroe en una famosa escena de la reja de ventilación de la película "The Seven Year Itch" (La tentación vive arriba).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad