Jueves, 11 de Febrero de 2010

México anunciará apoyo económico para la violenta Ciudad Juárez

Reuters ·11/02/2010 - 21:14h

El presidente de México, Felipe Calderón, que enfrenta el malestar público por la despiadada violencia del narcotráfico en la frontera con Estados Unidos, anunciará el jueves un mayor apoyo económico para Ciudad Juárez, una de las urbes más violentas del mundo.

La masacre de un grupo de jóvenes por un comando armado en una fiesta el mes pasado en Ciudad Juárez provocó indignación en el país, forzando a Calderón a emprender una nueva estrategia de gasto social para combatir a los cárteles.

El gobernador del estado septentrional de Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez, ha pedido a Calderón al menos 3.000 millones de pesos (166 millones de euros) para la urbe, que está rodeada de barrios peligrosos y donde hacen falta transporte y escuelas.

Más promesas de ayuda podrían concretarse en el largo plazo debido al enfoque de Calderón en crear empleos y construir escuelas en la ciudad, donde por ahora se descarta la retirada de los policías y militares que participan en la ofensiva antidrogas.

Los residentes de Ciudad Juárez, quienes conviven a diario con tiroteos callejeros y extorsiones y que atestiguan día tras día ajustes de cuentas entre narcotraficantes, están perdiendo la paciencia con el Gobierno de Calderón, cuyas medidas para limpiar de corrupción a las fuerzas de seguridad han fallado.

"Es una tortura vivir aquí. No sabemos en quién confiar porque los sicarios y los policías son los mismos", dijo el padre de una joven que fue asesinada en la fiesta estudiantil y quien prefirió no dar su nombre por temor.

Trece adolescentes y dos adultos murieron en el tiroteo, que según la policía fue provocada por sicarios de la droga que buscaban a rivales. Las familias de las víctimas negaron que los jóvenes estuvieran relacionados con traficantes de drogas.

La ciudad es un centro de empresas manufactureras que exportan a Estados Unidos y muchas compañías han dejado de aumentar sus inversiones debido a la violencia.

Desde el despliegue de miles de militares y policías federales hace dos años, en la ciudad han sido asesinadas más de 4,300 personas, lo que la ha convertido en una de las urbes más violentas del mundo.