Viernes, 12 de Febrero de 2010

El Congreso respalda el decreto de controladores

La norma se tramitará como proyecto de ley y se abre a enmiendas

SUSANA R. ARENES ·12/02/2010 - 00:30h

El ministro de Fomento, José Blanco, ayer, en el pleno del Congreso. EFE

El decreto que quita el poder y baja los sueldos de los controladores logró ayer el aval mayoritario del Congreso. Con 332 votos a favor, cuatro abstenciones y un voto en contra (de Izquierda Unida), el real decreto-ley aprobado el pasado viernes fue convalidado por la Cámara baja.

En su intervención durante el pleno, el ministro de Fomento, José Blanco, que promovió el decreto, ofreció que a partir de ahora se tramite como proyecto de ley. De esta forma, se abrirá a las enmiendas que consideren los distintos partidos para mejorar el texto.

Blanco justificó la necesidad de actuar por decreto contra los controladores, que querían "forzar un acuerdo extraestatuario, en condiciones leoninas, bajo la amenaza de colapsar los aeropuertos en los periodos de mayor tráfico".

Blanco explicó que la rebaja de sueldos de los controladores que ahora ronda de media los 350.000 euros al año y llega hasta los 900.000 euros permitirá reducir las tasas de navegación aérea un 15% en dos años para "situarlas en la media de los cinco países con más tráfico aéreo de Europa". La reducción beneficiará al turismo, ya que tendrá "repercusión directa" en "las compañías aéreas" y "en el coste de los billetes que pagan los ciudadanos", dijo el ministro.

El próximo año las tasas bajarán un 8% y en 2012, un 7%. En sueldos de controladores, el Estado se ahorrará ya este año 125 millones y 120 millones hasta 2012.

Ayer, hasta el PP apoyó el decreto, aunque criticó que la medida "llega tarde".

Ahora, la vía de las enmiendas puede beneficiar a los controladores, que se plantean negociar con la oposición para colocar enmiendas que mejoren sus condiciones en el nuevo texto.

Medio millar de correos

El sindicato de controladores Usca ya intentó que los diputados votaran contra el decreto con un envío masivo anteayer y ayer de hasta medio millar de correos electrónicos que distribuyeron entre los 350 parlamentarios, informa Europa Press.

Quizá el único grupo en el que aún pueda encontrar alguna simpatía sea Izquierda Unida, que ayer fue el más crítico. Su portavoz, Gaspar Llamazares defendió que "nada justifica cargarse mediante decreto algo tan precioso como el artículo 37 de la Constitución, que hace prevale-cer la negociación colectiva".

Ese es, precisamente, el argumento sobre el que Usca estudia basar su recurso contra el decreto. El sindicato atacó ayer la "incongruencia de los grupos parlamentarios que han dado su respaldo a una medida anticonstitucional". En dos semanas retomará la negociación del convenio colectivo con el gestor de aeropuertos, Aena.

También ayer se debatió la Ley de Navegación Aérea que, tras retirar el PP su enmienda a la totalidad, pasa ahora a las enmiendas parciales. La mayoría de grupos apoya la impulsada por el PSOE que evita que Barajas cierre para cumplir con una sentencia judicial por una denuncia sobre ruido. La enmienda marca un plazo de seis meses para no tocar Barajas mientras se hace otra huella sonora.