Jueves, 11 de Febrero de 2010

Pocas mujeres en riesgo cáncer mama toman fármaco requerido:EEUU

Reuters ·11/02/2010 - 17:28h

Por Amy Norton

Sólo una pequeña cantidad de mujeres con alto riesgo de sufrir cáncer mamario en Estados Unidos toman tamoxifeno para reducirlo, indicó un nuevo estudio.

En el 2005, investigadores del Gobierno revelaron que 51.500 mujeres usaban tamoxifeno para disminuir la posibilidad de desarrollar cáncer de mama.

Y una encuesta oficial en el 2000 encontró que 10 millones de mujeres reunían los requisitos clínicos para tomar el fármaco y que en 2,4 millones casos los beneficios del tamoxifeno superarían los efectos adversos.

Los datos no explican por qué tan pocas mujeres están tomando tamoxifeno para modificar su riesgo, señaló el doctor Andrew N. Freedman, del Instituto Nacional del Cáncer y autor del estudio.

Por otro lado, dijo a Reuters Health que los resultados podrían indicar que muchos médicos no hablan con las pacientes indicadas sobre el uso del tamoxifeno o que tienden a no recetarlo.

También, y aunque esas conversaciones ocurran, muchas pacientes optarían por no usarlo.

"Nuestro estudio describe cuántas mujeres están usando el tamoxifeno" para prevenir el cáncer de mama, dijo Freedman. No responde si las cifras son "muy bajas" o "correctas".

Los resultados del estudio están publicados en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

El tamoxifeno, que inhibe la actividad del estrógeno en el tejido mamario, se utilizó durante años para tratar el cáncer de mama.

En 1998, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) lo aprobó para prevenir el cáncer mamario en mujeres mayores de 35 años con alto riesgo de desarrollar la enfermedad (por lo menos 1,67 por ciento de posibilidad en los próximos cinco años).

Los médicos estiman ese riesgo analizando varios factores, como la edad, el tener familiares de primer grado con la enfermedad y mediante biopsias mamarias previas para detectar anormalidades en el tejido.

La aprobación de la FDA llegó después de que un ensayo clínico en Estados Unidos con más de 13.000 mujeres de alto riesgo hallara que las que al azar habían tomado tamoxifeno durante cinco años eran un 50 por ciento menos propensas a desarrollar un tumor invasivo que las tratadas con placebo.

El ensayo reveló también varios riesgos, como un aumento de la tasa de cáncer endometrial, la aparición de coágulos sanguíneos y cataratas entre las usuarias de tamoxifeno.

Por ejemplo, en siete años, 53 mujeres que habían usado el fármaco desarrollaron cáncer endometrial, comparado con 17 mujeres en el grupo tratado con placebo. Y 28 usuarias de tamoxifeno tuvieron un coágulo sanguíneo en los pulmones, a diferencia de 13 en el grupo de control.

El tamoxifeno puede causar también síntomas menopáusicos, como sofocos y sequedad vaginal.

Al decidir usar el fármaco, Freedman opinó que las mujeres de alto riesgo tienen que considerar además factores como la salud general, otros fármacos que estén usando y sus preferencias.

"Es una decisión personal y exige un diálogo profundo con el médico", dijo Freedman.

FUENTE: Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, febrero del 2010.