Jueves, 11 de Febrero de 2010

Llega a Italia el prófugo mafioso Di Mauro tras ser extraditado por España

EFE ·11/02/2010 - 17:23h

EFE - El jefe mafioso Paolo di Mauro, el tercer prófugo más buscado por la Policía italiana. EFE/Archivo

El jefe mafioso Paolo di Mauro, el tercer prófugo más buscado por la Policía italiana, aterrizó hoy en el aeropuerto romano de Fiumicino tras ser extraditado por España, donde fue detenido el pasado 27 de enero en Barcelona, confirmaron a Efe fuentes policiales.

Di Mauro, detenido en España junto a Luigi Mocerino, otro de los 50 prófugos más buscados de Italia, llegó a las 15.00 hora local (14.00 GMT) al aeródromo de la capital italiana, tras lo que fue conducido a la cárcel romana de Rebibbia.

El peligroso mafioso, de 58 años y que era buscado por las autoridades italianas desde 2003, fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional española tras ser detenido en Barcelona y allí, tras declarar ante el juez Eloy Velasco, aceptó su extradición a Italia.

Di Mauro está considerado jefe del clan Contini de la Camorra, la más sanguinaria de las mafias italianas, y sobre él pesa una condena de 17 años y diez meses de cárcel por los delitos de asociación mafiosa y homicidio.

La Justicia italiana le considera responsable del asesinato de Francesco Mazzarella, padre del "capo" Vincenzo Mazzarella, que tuvo lugar en 1998 a las puertas de la cárcel napolitana de Poggioreale durante un tiroteo entre dos clanes rivales.

Las autoridades italianas creen que Di Mauro, apodado con el nombre de "Paoluccio l'infermiere" ("Pablillo, el enfermero"), es además uno de los narcotraficantes más importantes a nivel internacional y responsable de una red de tráfico de estupefacientes con ramificaciones en varios países, entre ellos España.

Por su parte, Mocerino, de 50 años, detenido en Barcelona junto a Di Mauro mientras subían a una motocicleta tras salir de la oficina de un abogado, aterrizó en Roma el pasado martes, 9 de febrero, y ya se encuentra también en la cárcel de Rebibbia.

Mocerino se encontraba en búsqueda y captura desde hace dos años por tráfico internacional de drogas, tiempo en el que, en el marco de una operación conjunta de la policía italiana y la española del pasado julio, se le confiscó una lujosa villa en la localidad de Casteldefells, próxima a Barcelona, con 1.720 kilos de hachís y marihuana en su interior.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad