Jueves, 11 de Febrero de 2010

"Fox Crime", nuevo canal en una "apuesta fundamental" por la TV de pago

EFE ·11/02/2010 - 16:37h

EFE - Algunas de las series policiales más exitosas de los últimos tiempos, como "CSI" (en la imagen) ó "24", se reúnen a partir del lunes en "Fox Crime", . EFE/Archivo

Algunas de las series policiales más exitosas de los últimos tiempos, como "CSI" ó "24", se reúnen a partir del lunes en "Fox Crime", un nuevo canal cuyo lanzamiento supone "una apuesta fundamental por la televisión de pago", según Jesús Perezagua, presidente de Fox International Channels Europa.

El crimen y la investigación articulan la programación de "Fox Crime", que debuta el lunes en Digital + con el estreno de "Sons of Anarchy", serie centrada en un club de moteros y "revelación en Estados Unidos", con 5 millones de audiencia en un canal de cable, resaltó hoy en la presentación del canal Pilar Jiménez, directora general de Fox International Channels España.

Jiménez resaltó la "apuesta especial" de Fox para ofrecer "una verdadera enciclopedia del cine y la investigación", con "series de culto" de todas las épocas, como "Los Soprano", "Expediente X", "Remington Steele" y "Corrupción en Miami".

Las series serán protagonistas en horario estelar de noche de lunes a jueves, con "estrenos en primicia" como las nuevas entregas de "Dexter", "CSI" y la séptima y octava temporadas de "24", que cambiará en esta última entrega su escenario habitual de Los Ángeles por la ciudad de Nueva York; los viernes se emitirá una película de género.

"Fox Crime", una de las marcas más exitosas de Fox International Chanell, con presencia en 66 países y que próximamente también se verá en Imagenio, completará su programación, de 24 horas, con producciones como "The Unit", la visión de David Mamet sobre los servicios secretos estadounidenses; "Salvando a Grace", con Holly Hunter, o "Life on Mars", en la que un policía del siglo XXI retrocede a los años 70.

En conversación con Efe, el español Jesús Perezagua, presidente de Fox International Channels Europa, ha explicado que este tipo de series son "la de menos riesgo, porque tienen un porcentaje menor de fracaso; ocurre en menor medida que las cancelen en el episodio 13, después de hacer una gran inversión en marketing".

Aún así, Perezagua ha señalado que, dado el "complicado momento económico", el lanzamiento de un nuevo canal es una "apuesta fundamental" por la televisión de pago, "en la que creemos e invertimos, también en Europa".

España se ha convertido en el centro neurálgico de la división europea de Fox, con 350 personas trabajando en Madrid para el mantenimiento de 80 canales para 37 países europeos, 17 de los cuales se producen aquí.

"La confianza de los espectadores y el apoyo de las plataformas de pago son elementos fundamentales" para esta apuesta, remarca Perezagua, para quien la audiencia de Fox en España, de un 9 por ciento en 2009, es importante "para poner presión a los programadores, aunque nuestras propuestas van dirigidas al segmento específico que queremos atender".

En el caso de Fox, el segmento de 18 a 35 años es el primordial, y "además somos líderes en el de 18-49 años", apunta Perezagua, quien añade que "hacemos televisión para gente muy importante para las plataformas de pago: los que se suscriben y además reclaman la suscripción en su entorno; son gente que ve menos televisión, pero es muy exigente".

Ni la fuga de publicidad de TVE -"no jugamos en esa liga"- ni el apagón analógico -"estamos acostumbrados a competir con más de cien canales"- son temas esenciales para el negocio de Fox, aunque Perezagua sí apuesta por una actualización de la medición de audiencias, "con el aumento de audímetros en las cajas descodificadoras, como se ha hecho en Reino Unido".

Todo ello en busca de la identificación de segmentos de audiencia que "permitan cubrir el hueco que cada plataforma de pago nos demanda", explica Perezagua.

El presidente de Fox International Channels Europa avanzó que trabajan en la producción de una serie con actores españoles "y talento americano", como han hecho en Colombia, aunque resulta "complicado" ahora buscar financiación para cubrir su coste, de unos 1,8 millones de dólares por capítulo.